Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El tráfico de drogas se recrudece tras las campanas vecinales de noviembre

Pan Bendito, San Fermín, Los Focos y La Celsa, barrios considerados como los principales puntos negros del tráfico de drogas en la capital, "están volviendo a la situación que tenían antes de las movilizaciones vecinales de noviembre". Esta es la valoración que hace Prisciliano Castro, presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Vecinos de Madrid (FRAVM) meses después de la semana caliente. Para Castro, "el Ayuntamiento y la Comunidad hacen muy poco por prevenir las toxicomanías"."La venta de droga disminuyó algo tras la semana caliente, que trajo consigo un mayor control policial de las zonas conflictivas", reconoce Castro. "Pero más que reducirse, la venta de droga ha cambiado de métodos", añade.

De esta misma opinión es Enrique Díaz, de la Asociación de Vecinos de San Fermín, en Usera. "La Administración se implicó un poco más a nivel policial tras las movilizaciones, pero no se han aplicado medidas sociales y el problema vuelve a ser el mismo de siempre", afirma.

"Algunos camellazos del Pan Bendito parece que han disminuido su actividad, pero ahora los drogadictos del barrio van a comprar heroína a una zona de chabolas de los alrededores que se llama La Chuletera", asegura Julio Yagüe de la Plataforma Pan Bendito.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de febrero de 1991