Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ayuntamiento pretende ofrecer en marzo suelo para 1.441 pisos de alquiler

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Madrid quiere lanzar en marzo una oferta de suelo para que promotores privados construyan 1.441 viviendas de alquiler limitado para jóvenes y ancianos. Las condiciones fijan un arrendamiento de 58.000 pesetas para pisos de 55 metros cuadrados, una cantidad con la que, según el PSOE, se puede adquirir en propiedad un piso del Plan 18.000.

El pleno municipal de marzo debatirá la propuesta del equipo de gobierno de poner suelo a disposición de los promotores que quieran construir y explotar por un máximo de 22 años las primeras 1.441 viviendas de alquiler sobre suelo municipal. Los pisos, según las condiciones redactadas por los responsables de Urbanismo, estarán destinados a personas que buscan primera vivienda y a ancianos.El proyecto incluye la construcción de viviendas de dos tamaños. La más pequeña, con 41 metros cuadrados repartidos en cocina, baño, terraza-tendedero, salón y un dormitorio, tendría un precio de alquiler de 48.333 pesetas mensuales. La más grande, con 55 metros cuadrados y una habitación más que la anterior, costaría 58.000 pesetas.

Según José Luis Garro, coordinador municipal de Urbanismo, la operación es económicamente viable para los promotores, que tendrían 22 años para amortizar su inversión. Transcurrido este tiempo, la construcción revertirá al Ayuntamiento.

Cinco años en la casa

El plazo máximo de permanencia en la vivienda para los arrendatarios será de cinco años, aunque el contrato podría ser prorrogado, "con autorización expresa", por otros dos, según el pliego de condiciones redactado por Urbanismo. De esta manera, afirma Garro, "se conseguirá una rotación de los inquilinos de las viviendas".Los lotes de suelo que va a ofrecer el Ayuntamiento están ubicados en los distritos de Latina (221 pisos), Ciudad Lineal (651), Barajas (260), Moratalaz (136) y Tetuán-Moncloa (173).

El grupo municipal socialista, que conoció ayer el proyecto en la comisión de Urbanismo, lo consideró "una tomadura de pelo" según el concejal José María de la Riva. "En primer lugar, el pliego de condiciones del concurso no especifica quién y cómo tiene posibilidad de acceder a estas viviendas".

El PSOE asegura también que el proceso de obtención de los suelos, que actualmente no son de propiedad municipal, puede retrasar el proyecto hasta 1993, como mínimo. Según los socialistas, con los precios mensuales de estos alquileres se podrían afrontar los plazos para la adquisición de un piso en una promoción social.

Garro afirmó, sin embargo, que todos los suelos ofrecidos para este plan "están ya disponibles", por lo que se podría empezar a construir de inmediato.

Francisco Herrera, portavoz de IU, afirmó ayer que el plan le parece "positivo" ya que coincide con iniciativas de su coalición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de febrero de 1991