El Parlamento Europeo autoriza que Ruiz-Mateos pueda ser juzgado en España

El Pleno del Parlamento Europeo aprobó ayer por 118 votos a favor, 48 en contra y 7 abstenciones levantar la inmunidad parlamentaría al eurodiputado José María Ruiz-Mateos, ex presidente de Rumasa, para que pueda ser Juzgado en España. El suplicatorio fue presentado el 22 de febrero de 1990 por la Sala Segunda de lo Penal del Tribunal Supremo. El levantamiento de la inmunidad está limitado al juicio sobre los dos delitos por los que el encausado fue extraditado en su día de Alemania.

La decisión, constituye una de las escasas ocasiones en que el Parlamento Europeo autoriza a que uno de sus miembros sea juzgado. La aprobación en el Pleno venía esta vez precedida por un claro pronunciamiento a favor de la suspensión de la inmunidad de la Comisión de Reglamento, Verificación de credenciales e Inmunidades, que el pasado 5 de febrero recomendó la autorización por 12 votos a favor, uno en contra y una abstención, la de! eurodiputado español José María Gil-Robles. Ayer votaron en contra siete eurodipatados españoles, entre ellos, Fernando Suárez, del PP; Antonio Navarro, del PP; Rafael Calvo Ortega, del CDS, y Carmen Llorca, del PP. El yerno de Ruiz-Mateos, Carlos Perreau, también anunció el voto en contra del grupo al que pertenece, la Alianza Democrática Europea (gaullistas franceses).El informe parlamentario justifica el levantamiento de la inmunidad en que los delitos que se le imputan "son ajenos al ejercicio de una actividad política relacionada con su mandato de eurodiputado". En el presente caso, dice el informe, se trata "exclusivamente de acciones judiciales penales de carácter económico respecto de las cuales hay que conceder la suspensión de la inmunidad parlamentar'a". Tanto el pirocesa11miento de Ruiz-Mateos, 71- Íctado en 1983, como su detención en Francfort en 1984, previa a su extradición de Alemanía, son muy anteriores a su elección como eurodiputado, en junio de 1989.El ex presidente de Rumasa, que se encontraba ayer ausente de la Eurocámara, tiene pendientes otros procedimientos judiciales, pero el levantamiento de la inmunidad se limita a los dos cargos por los que España logró su extradición: "Haber hecho asientos a principios de 1993, po transacciones de crédito ficticias en cuentas cuyos titulares nada sabían de ello y haberlos atiliza do para la supuesta regulación de pérdidas de diferentes bancos del grupo Rumasa" y "haber aumentado durante el segundo semestre de 1982 valores patrimoniales en el balance del holding Rumasa AG, sin base real'

Ruiz-Mateos declaró ayer a Efe: "Yo he sido el que he trabajado el suplicatorio y dije que no pisaba Estrasburgo hasta que no me lo concedieran. Si el Gobierno hubiera querido lo habría tenido antes".

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS