GUERRA EN ORIENTE PRÓXIMO

EE UU y Siria promueven un Gobierno iraquí en el exilio

Estados Unidos y Siria tratan de establecer un Gobierno iraquí en el exilio con la oposición al régimen de Sadam Husein que se encuentra en Damasco. Jalal Talabani, uno de los más importantes dirigentes kurdos, y Fajrl Karim, miembro del comité ejecutivo del Partido Comunista Iraquí, estuvieron la semana pasada en Arabia Saudí para tratar de dar forma y asegurar un respaldo internacional al pretendido Gobierno iraquí en el exilio. Talabani se encuentra ahora en Londres.La formación de ese Gobierno no parece tarea fácil. La oposición iraquí se encuentra muy fragmentada y la guerra, más que unirlos, ha profundizado las divergencias ya existentes. Cada día que pasa se hace más grande la brecha entre quienes consideTan que "la guerra es una barbaTidad y no se puede pactar con los que están arrasando a Irak" y ¡quienes sostienen que "ésta es -una ocasión única" para el establecimiento de un Gobierno dernocrático en Irak que respete al pueblo kurdo."Tenemos que ser prudentes y realistas. La independencia del Kurdistán supondría cambiar las fronteras de cinco países. Eso nunca lo conseguiremos. Nuestro futuro está ligado a Irak y antes o después pagaríamos caro el habernos aliado con quienes están reduciendo a cenizas el país", dijo a este periódico Mahmud Osman, presidente del Partido Socialista del Kurdistán. Este y otros seis partidos, entre los que se encuentra el que dirige Talabani, forman el Frente de Liberación del Kurdistán.

Más información

El Gobierno sirlo guarda silencio sobre sus intentos de manipulación de la resistencia iraquí, pero ha arreciado la campaña contra Sadam Husein. El diario gubernamental Al Zaura pidió ayer a los iraquíes que asesinen a su presidente. "El Ejército y el pueblo iraquí deben liquidarle con sangre fría, de la misma forma que él [Sadam] los está matando a sangre fría", destacaba el editorial publicado en la primera página, del periódico más importante de Siria.

En declaraciones a EL PAÍS un alto funcionario sirio señaló:"Nuestra política es la más coherente. Somos los únicos que nos pusimos del lado de Irán durante la guerra Irán-Irak. Sadam es un suicida que quiere arrastrar a morir con él a todo su Ejército". Siria se niega a aceptar que esa guerra ha debilitado la posición del mundo árabe y asegura que ha obtenido el compromiso de Washington de que una vez finalizada la crisis del Golfo habrá una conferencia internacional árabe-Israelí que obligará a Israel a abandonar los territorios ocupados y la franja de seguridad que ha establecido en el sur de Líbano. "La invasión de Kuwalt justificaba que Israel no se retirase de los territorios ocupados", indica el funcionario.

Para Mahmud Osman, sin embargo, el futuro se presenta muy incierto. "Si la guerra continúa, será muy difícil sacar de las ruinas de un país un Gobierno democrático dispuesto a respetar los derechos de las minorías". El dirigente socialista, que en 1962 tuvo que dejar su consulta médica y la política para refugiarse en las altas montañas del Kurdistán junto con otros miles de maquis, afirma que, la mitad de los problemas de los kurdos provienen de los países de alrededor".

"SI el combate terrestre es costoso para los norteamericanos, éstos exigirán el avance de las tropas turcas y ya no será posible echar a Turquía del Kurdistán iraquí porque siempre han dicho que era suyo", dice.

Osman criticó durantemente a EE UU por "haber buscado la guerra desde el mismo día" en que Irak entró en Kuwalt. Y concluyó: "El sur de Irak se ha convertido en el campo de batalla de los intereses israelíes, que no querían un país árabe tan fuerte, y el norte en el de los turcos que buscan petróleo".

Por otra parte, Jaled al Fahum, jefe del Frente de Salvación Nacional Palestino (FSNP, prosirio) propuso un plan de paz de cuatro puntos, que incluye el anuncio de Irak de su disposición a retirarse de Kuwait; reunión de una cumbre árabe para Fijar las modalidades de esa retirada; despliegue de una fuerza árabe e islamica en Kuwait; y retirada de las fuerzas de la coalición multinacional del Golfo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 09 de febrero de 1991.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50