_
_
_
_

Mapa, bicicleta y prudencia

Empiece a caminar o circular en bici utilizando las vías pecuarias. En su municipio, cerca de su casa, casi seguro que pasa una cañada, un cordel o una vereda. Investigue su trazado. Adquiera los mapas del Instituto Geográfico Nacional, escala 1:50.000, donde los encontrará representados. Inventaríe la lista de las usurpaciones que descubra sobre ellos. Póngase en contacto con Aedenat o con cualquier otro grupo que trabaje sobre el tema. Y recuerde: nadie puede adquirir derechos sobre las cañadas, aunque una construcción exista irregularmente sobre una de ellas desde hace muchos años. Las vías pecuarias son de todos.En el campo siga siempre unas elementales normas de prudencia: no haga hogueras, cierre las cancelas para el ganado, mantenga controlado a su perro, no haga ruido y llevese la basura de nuevo a su casa.

Más información
Vías pecuarias: caminos para la conservación

Si le hablan de un proyecto preocupante salte por encima de los bulos y diríjase al Ayuntamiento afectado: pida el proyecto en cuestión; todos tenemos derecho a ser informados por los departamentos responsables.

También tenemos derecho a asistir a los plenos municipales; éstos tienen lugar periódicamente, en ellos se decide la mayor parte de los proyectos medioambientales preocupantes y usted tiene derecho a participar en el apartado de ruegos y preguntas.

Si tiene bici manténgala bien cuidada y, sobre todo, úsela. Las bicicletas de montaña resultan ideales para efectuar espléndidos viajes naturales utilizando las vías pecuarias.

Y en Madrid capital exija la instalación de carriles bici a lo largo de todos los principales Itinerarios urbanos, así como una suficiente red entre todos los parques y zonas verdes.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_