Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez fijará una fianza de 800 millones para Juan Guerra y dos de sus socios

El juez Ángel Márquez señalará en los próximos días una fianza cercana a los 800 millones de pesetas para Juan Guerra y sus socios Francisco López Martín y Juan José Arenas Casas, y decretará la apertura de juicio oral contra los tres por un delito fiscal Según la inspección fiscal, los tres socios dejaron de ingresar a Hacienda la cantidad de 137.848.711 pesetas. Además, la inspección de Hacienda ha detectado impagos al fisco por parte de Corral de la Parra, SA -cuyos socios son Guerra y Arenas-, por valor de 49.840.771 pesetas.

Según fuentes judiciales próximas al caso Juan Guerra, una fianza deberá garantizar la responsabilidad civil de los implicados. Las citadas fuentes estiman que el juez deberá asegurar con otra fianza la presencia de los tres implicados en el juicio oral.Las fuentes consultadas descartan medidas cautelares de prisión para los implicados. Para mañana está previsto que dos inspectores de finanzas del Estado ratifiquen y aclaren al juez Márquez y a las partes, los extremos contenidos en los informes.

De éstos se desprende que Juan Guerra dejó de ingresar a Hacienda un total de 22.176.930 pesetas en la declaración de 1988, periodo en el que el hermano del ex vicepresidente del Gobierno incrementó su patrimonio en 53.510.950 pesetas, según añade la inspección. La cuota a devolver solicitada por Juan Guerra ascendía a 116.858 pesetas.

El informe sobre el Impuesto sobre la Renta de Juan Guerra señala en principio que "existen durante todos los periodos objeto de revisión una multiplicidad de abonos bancarios de los que en algún caso se conoce su origen, siendo otros de desconocida procedencia".

Respecto al ejercicio de 1989, Juan Guerra solicitó una cuota a devolver de 356.277 pesetas. Sin embargo, la inspección señala que en 1989 respecto a 1988, Juan Guerra incrementó su patrimonio en 45.036.428, y por tanto su regulación tributarla supondría un ingreso al fisco de 26.688.106 pesetas.

La inspección revela además irregularidades en la declaración de otros ejercicios que no suponen la comisión de delito fiscal al ser inferiores a cinco millones de pesetas.

Fuentes próximas al caso señalaron a EL PAÍS que el juzgado ya había ofrecido acciones al abogado del Estado, para que en caso de que existieran estas irregularidades, exigiera el pago de las citadas cantidades a Juan Guerra.Por su parte, la inspección sobre Francisco López Martín revela que durante los años 1988 y 1989 dejó de ingresar las sumas de 37.510.950 y 5.497.907 pesetas, respectivamente. En cuanto a Juan José .Arenas Casas, el informe de Hacienda señala una cuota a ingresar en 1987 de 5.067.498 pesetas y de 40.907.320 en el siguiente periodo fiscal de 1988, años en los que habría incurrido en delito fiscal.

Por último, el informe de la inspección realizada a la empresa Corral de la Parra S. A., considerada por la acusación como eje -junto al despacho de la delegación del Gobierno- del entramado de negocios de Juan Guerra, señala que la información facilitada por la empresa "no reúne los requisitos exigidos por la legislación mercantil" y "carece de fiabilidad necesaria para poder obtener las cuotas tributarías devengadas a favor de la Hacienda Pública".

En la declaración de 1988, Corral de la Parra reconoció un beneficio y base imponible de 6.386.135 pesetas, cuando la base resultante de la investigación se estima en 53.291.865 pesetas, de la que resultaría una cuota a ingresar de 16.417.005. De igual forma, respecto a 1989, la base declarada por la sociedad fue de 8.276.065 pesetas y la detectada por los inspectores fue de 35.742.916 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 30 de enero de 1991

Más información

  • La apertura de juicio oral por delito fiscal es inminente