Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Molestas omisiones

Con ocasión de la muerte de doña Concha Piquer, los distintos medios de comunicación han ido proporcionando una serie de informaciones sobre la autoría de las distintas coplas por ella cantadas.En algunas de esas informaciones -como en muchas otras anteriores relacionadas con las de las tonadillas españolas de la posguerra- existen ciertas omisiones que considero necesario aclarar.

Algunas de las letras de las canciones de doña Concha y muchas otras características de la canción española de la época fueron escritas, en parte, por mi tío, el poeta posmodernista José Antonio Ochaíta.

Precisamente, mi tío colaboró durante unos años con Rafael de León y con el maestro Quiroga, y entre los tres escribieron letra y música de coplas tan famosas como La Lirio, Cinco farolas y Eugenia de Montijo, que fueron Interpretadas magistralmente por la ahora desaparecida cantante.

Posteriormente, Ochaíta y Valerio pusieron la letra de numerosas canciones, éstas ya no interpretadas por doña Concha, pero igualmente famosas, como El porompompero, Sortija de oro, Las campanas de Linares, etcétera, cuya música se debe al maestro Solano.

Por supuesto, como puede comprobar el lector interesado, las afirmaciones que aquí hago, sobre la letra de las canciones escritas por José Antonio Ochaíta están avaladas por el Registro de la Propiedad Intelectual y por la Sociedad General de Autores de España.

Así pues, rogaría a los autores de los reportajes sobre las coplas españolas -que parecen ponerse otra vez de moda- se informasen debidamente sobre las letras de las mismas cuya autoría se debe a mi tío. Así no se producirán esas molestas omisiones que tanto mi familia como yo preferirnos considerar como no intencionadas.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de enero de 1991