_
_
_
_
Cartas al director
Opinión de un lector sobre una información publicada por el diario o un hecho noticioso. Dirigidas al director del diario y seleccionadas y editadas por el equipo de opinión

Muerte de un deportista

El pasado martes 11 de diciembre, EL PAÍS publicaba, al hilo de la triste y trágica noticia del fallecimiento del joven jugador de baloncesto Jaime Rullán, de 15 años de edad, una relación de deportistas fallecidos en los últimos 15 años, bajo el título El misterio de la muerte súbita, vigente aún para la medicina.Pues bien, en relación con este síndrome me gustaría puntualizar que la muerte súbita cardiaca no es un misterio para la medicina y responde en la práctica totalidad de los casos a anomalías estructurales del corazón, unas detectables por métodos diagnósticos convencionales. y otras requiriendo estudios invasivos estudia este tipo de problemas es como cateterismos y/o muy tecnificados y potentes métodos analíticos matemáticos, que permiten ahondar en el conocimiento de los mecanismos electrofisiológicos básicos responsables de las arritmias ventriculares malignas tipo taquicardia ventricular / fibrilación ventricular, causa de muerte súbita cardiaca.

Dichas anomalías cardiacas estructurales pueden no ser detectables con métodos convencionales de estudio al uso en la práctica clínica y cardiología convencional (electrocardiograma, prueba de esfuerzo, ecocardiograma, etcétera) y requieren para ser detectados muy precisos y complejos métodos de estudio, los cuales tuvimos la oportunidad de divulgar en el suplemento de EL PAÍS del 21 de mayo de 1986.

La rama de la cardiología que la electrofisiología, y nuestro país cuenta con especialistas del más alto nivel científico y, reconocido prestigio internacional.

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

En relación con el síndrome, y más concretamente con los deportistas, la anomalía estructural miocárdica más común es la displasia arritmogénica de veritrículo derecho o miocardiopatia ventricular derecha, alteración muy frecuentemente no detectable por métodos convencionales de estudio. Y por otro lado con buen pronóstico cuando son tratados médicamente de forma adecuada.

En nuestra experiencia los pacientes de este grupo resucitados con éxito tras un episodio de muerte súbita cardiaca ocurrido en las proximidades del hospital se encontraban invariablemente realizando ejercicio físico intenso

Pasa a la página siguiente

Muerte de un deportista

Viene de la página anterior(fútbol, baloncesto ... ) y presentaban componentes de alta frecuencia y bajo voltaje en su secuencia de activación eléctrica cardiaca, identificables aplicando un potente método analítico del proceso de señales y complejas funciones matemáticas conocido con el nombre de transformada rápida de Fourier.

Quede, pues, claro que no existe tal misterio y que estos subgrupos de alto riesgo pueden ser seleccionados e identificados con precisión con métodos científicos adecuados, sirviendo para muy poco los chequeos rutinarios, aunque éstos sean realizados con el mayor rigor e interpretados por excelentes profesionales.-

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_