España pide financiación a la CE para adaptar la vía férrea al ancho europeo

España planteó al Consejo de Transportes de la CE celebrado ayer en Bruselas el impacto socioeconómico que tendrá en nuestro país el ancho de vía europeo. "La aceptación del carácter sensible de esta transformación y la posible financiación comunitaria ayudará al Gobierno a tomar una decisión", según declaró el ministro José Barrionuevo.La propuesta fue incluida en la declaración sobre el tren de alta veocidad (TAV), que autoriza a la Comisión a continuar adelante con este proyecto. El ejecutivo de la CE pretende construir una red integrada que unirá a todos los países comunitarios en el año 2010. El coste del plan asciende a 20 billones de pesetas.

La reducción del ancho español de las vías ferroviarias al estándar europeo costará, según Barrionuevo, 20 millones de pesetas por kilómetro, lo cual da un total de 240.000 millones para los 12.000 kilómetros de vía férrea española. La línea de alta velocidad se construye ya con ancho europeo. A ese coste de transformación se añaden las mejoras de la red y la conversión de los ejes del material rodante. Los expertos han avanzado un coste total de más de un billón de pesetas.

Para la conexión con Portugal, según Barrionuevo, se presentarán las alternativas que estudia la Comisión de Grandes Ejes de los dos países.

* Este artículo apareció en la edición impresa del lunes, 17 de diciembre de 1990.

Archivado En:

Te puede interesar

iAhorro

Lo más visto en...

Top 50