Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Euskadiko Ezkerra celebrará su congreso sin ponencia oficial por la división de la dirección

Euskadiko Ezkerra (EE) celebrará su cuarto congreso el próximo enero sin ponencia oficial para el debate y sin informe de gestión de la dirección saliente. El consejo nacional celebrado el sábado en Bilbao mostró la fotografia de un partido dividido en dos mitades entre quienes dirigen su mirada al PSOE y quienes desean articular un espacio socialdemócrata desde el nacionalismo. Juan María Bandrés, en la intervención final, apostó fuerte por los primeros.

El presidente del partido aseguró a los militantes que la ponencia Renovación Democrática no quiere llevar a EE hacia la casa común del PSOE. La votación celebrada inmediatamente después otorgó 39 votos a Renovación Democrática, 34 a Auñamendi, apoyada por el secretario general, Kepa Aulestia, y seis a otras dos ponencias menores. Sin mayoría absoluta para ninguno de los dos textos, el congreso se celebrará en torno a las cuatro ponencias.

La corriente Renovación Democrática, auspiciada por Bandrés, Mario Onaindía y Roberto Lertxundi, entre otros, defiende el carácter de "izquierda nacional" de EE. Su proyecto de construcción de la izquierda subraya la necesidad de avanzar contando con el Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE) y propone el ingreso en la Internacional Socialista.

La ponencia Auñamendi sostiene la imposibilidad de poner en pie desde fuera del nacionalismo una alternativa al centro derecha representado por el PNV y propone la creación de "una gran fuerza reformadora", de carácter progresista, con los ojos puestos en EA.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de diciembre de 1990