Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Feder ha destinado 24.000 millones en dos años a subvencionar la hostelería española

El Fondo Europeo de Desarrollo Regional (Feder) ha concedido subvenciones por valor de 24.323 millones de pesetas a inversiones hosteleras en España desde el inicio del programa, en junio de 1988, hasta marzo de este año. Estas subvenciones son muy superiores a las concedidas por la propia Administración española. La Secretaría General de Turismo va a solicitar del Ministerio de Economía que en el futuro dé luz verde a mayores inversiones del Feder en hostelería para hacer frente a la crisis del sector turístico.

Los programas subvencionados por el Feder en la hostelería española han supuesto unas inversiones de 99.775 millones de pesetas. Estos programas representan el 9,09% del total de subvención aprobada por el Feder en España, según datos de la memoria del Consejo Rector de Incentivos Regionales. El Feder ha dado el visto bueno a 391 proyectos, que suponen la creación de 8.159 puestos de trabajo. El turismo ha sido uno de los sectores más favorecidos por las ayudas del Feder, junto a alimentación, químicas, plásticos, productos minerales y metálicos.Las regiones beneficiadas por estas subvenciones son las que se encuentran en el Objetivo 1 del plan de incentivos regionales de la Comunidad Europea, entre las que hay comunidades con un potente sector turístico, como Canarias y Andalucía. En cambio, Cataluña y las islas Baleares, que poseen más del 50% de la oferta hotelera española, no reciben ninguna ayuda de este tipo, por estar fuera del Objetivo 1.

Los fondos destinados por el Feder a ayudas al sector son muy superiores a los que otorga la Administración española. En los últimos años las ayudas oficiales se han limitado a líneas de crédito oficial por valor de entre 7.000 y 10.000 millones de pesetas anuales, que sin embargo no han sido suscritos en su totalidad por los empresarios hosteleros.

De esta forma, la reconversión de la hostelería está empleando básicamente fondos comunitarios. El ministro de Transportes, Turismo y Comu nicaciones, José Barrionuevo ha reconocido recientemente que "los incentivos del Fede son uno de los principales instrumentos con que cuenta la Administración en la política turística".

Los proyectos hosteleros que optan a subvención comunitaria deben ser aprobados previamente por la Secretaría General de Turismo, de forma que se aprueban básicamente aquellos que se destinan a mejorar la calidad de la oferta, desechándose los criterios que se basan en aumentar esta oferta de forma indiscriminada. Así, los responsables del turismo español tienen un instrumerto para la modernización del sector.

Empresas fallidas

Los criterios con que la Administración y los empiresarios estan encarando la necesaria renovación de la planta hostelera son distintos. Algunos sectores de la patronal llegan a afirmar que el sector necesita una reconversión análoga a la que en su día sufrieron sectores como el metalúgico, y precisa para ello el apoyo oficial.

Barrionuevo, en cambio, sostiene que el Gobierno no va a intervenir en el sector privado concediendo ayudas, "pues no es su función subvencionar empresas fallidas". Fuentes de la Secretaría General de Turismo señalan que si los hosteleros se han embolsado íntegramente grandes beneficios en las épocas de crecimiento, la Administración no tiene por qué subvencionarlos en el momento en que apunta la crisis.

En cualquier caso, Turismo ha aceptado negociar con empresarios, sindicatos, comunidades autónomas y ayuntamientos un plan presentado por Zontur que prevé incentivos para el cierre y la modernización de establecimientos hoteleros.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de diciembre de 1990

Más información

  • La Secretaría de Turismo pedirá más ayudas para paliar la crisis del sector