Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El precio del kilovatio nuclear producido en España es el más alto de la Comunidad Europea

Los costes de inversión de las centrales nucleares españolas reciente que están en funcionamiento son los más altos de los países de la Comunidad Europea, lo que hace que un kilovatio por hora nuclear no sea competitivo frente a los europeos, según se desprende de estudios con que cuenta el sector eléctrico basados en datos de la asociación europea de empresas eléctricas Unipede. Aunque el resto de tecnologías de producción presenta un coste mucho más competitivo, la situación se agrava por el alto endeudamiento que arrastran las compañías eléctricas. Los beneficios y las amortizaciones superan las inversiones desde 1989.

El coste unitario de la inversión material por kilovatio instalado, en pesetas de 1987, es de 278.672 pesetas, cifra que, en cualquier caso, no está muy por encima de otros países comunitarios. La diferencia se mantíene asimismo si se incluyen, los costes financieros que lleva consigo la producción de ese kilovatio, y que en el caso español se eleva a 328.198 pesetas. En los dos casos, el kilovatio español es casi el doble más caro que el francés.En este repaso comparativo con Europa destaca, en España, el bajo consumo energético global, con un consumo por habitante y año que se cifra en 3.022 kilovatios /hora, frente a 1.527 de Italia, 4.812 del Reino Unido, 5.599 de Alemania o 5. 8 17 de Bélgica, por citar algunos ejemplos. El crecimiento acumulado es del 3,8%, lo que presenta un peso decreciente en los últimos cuatro años.

A la vista de un mercado tan reducido y con una estructura de oferta de escasa concentración, la dimensión relativa de la empresa española no es competitiva. No hay más que comprobar que sólo una empresa (el grupo público ENDESA) está entre las 10 primeras de Europa, y que únicamente hay dos más (grupo Hidrola e Iberduero) entre las 20 primeras. Mientras en Europa existe una estructura muy concentrada, en la que las dos primeras empresas de cada país cubren entre el 7 5% y el 100%, en España es del 47%. En la mayor parte de estos países, la generación eléctrica está en una sola entidad o dos; en España hay ocho empresas consideradas grandes (cubren aí menos una región)

"Esta estructura de dimensión rectucic . ia exigiría mayor protección institucional para ganar competitividad", según destaco recientemente ante un auditorio de empresarios Feliciano Fuster, presidente del grupo público ENDESA. Según Fuster, eso lleva a reallizar una reordenación interna, con concentración de generación, gestión integrada y distribución diferenciada, cuestiones todas que coinciden con las que ha anunciado el Ministerio de Industria y Energia.

Fuerte endeudamiento

El sector necesita un mayor equilibrio financiero, algo que posiblemente se consigue con mayor tamaño de las unidades empresariales, sobre todo de generación. El sector eléctrico se ha caracterizacio en los últimos años por un fuerte endeudamiento, que también lo sitúa en peores condiciones que el resto de la CE. Ese endeudamiento se ha producido, principalmente, por las fuertes inversiones que ha llevado a cabo durante la década de los ochenta. Entre 1981 y 1989, el sector invirtió 4,2 billones de pesetas, la mayor parte en centrales nucleares (casi 800.000 raillones en las nucleares de Valdecaballeros y Lemóniz, que están en parada forzosa).

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de diciembre de 1990

Más información

  • Los beneficios y las amortizaciones superan las inversiones desde 1989