Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ejecutiva del PSOE decide que Jaime Blanco encabece una moción de censura contra Hormaechea

El PSOE de Cantabria presentó ayer una moción de censura contra el presidente de la comunidad, Juan Hormaechea, según acuerdo de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE adoptado anteanoche con el concurso del secretario general, Felipe González. El secretario regional de los socialistas cántabros, Jaime Blanco, es el candidato que se propone, a pesar de que en los pasados días había manifestado su criterio en contra de una moción con el objeto de que fuera la propia derecha la que dirimiera sus problemas.

"José María Aznar se ha tirado a una piscina sin agua y no somos nosotros quienes vamos a sacarle las castañas del fuego. Una distorsión de la representatividad parlamentaria como la que sufre ahora Cantabria no debe resolverse con una moción de censura, sino con la decisión de los ciudadanos en las próximas elecciones autonómicas", dijo Blanco en los pasillos del Senado la tarde del pasado martes. Ese mismo día y en el mismo lugar, la ministra de Asuntos Sociales, Matilde Fernández, ratificó las palabras del secretario general de los socialistas de Cantabria.Blanco, que participó en la reunión de la ejecutiva, ha aceptado la opinión de la dirección del PSOE, según la cual lo importante es que Hormachea no llegue a las elecciones del próximo mes de mayo al frente de la presidencia, sino que hasta esa fecha actúe en la presidencia "un Gobierno de gestión" del que formarían parte independientes y miembros de distintos partidos. El secretario general del PP, Francisco Álvarez Cascos, participó ayer de este criterio hasta el punto que consideró un asunto menor quién sea el ganador de las mociones, es decir, su partido, que ya la presentó, o los socialistas.

Las direcciones del PSOE y del PP se han emplazado para la próxima semana a fin de analizar más sosegadamente la situación y buscar si es posible un acuerdo entre ambos partidos para la formación de un futuro Gobierno con independencia de que los dos hayan presentado mociones de censura.

El presidente del PP, José María Aznar, reiteró ayer en Barcelona la disposición de su partido de participar en un gobierno de gestión con otras agrupaciones de Cantabria, informa Efe. Aznar añadió que "no es descartable fundir" la moción de censura presentada ayer por el PSOE contra Hormaechea con la del PP, informa Europa Press.

El secretario general del PP, Francisco Álvarez Cascos, no pudo ocultar la sorpresa ante el anuncio de la moción. Álvarez Cascos fue citado a mediodía de ayer en el Congreso por el secretario de organización del PSOE, Txiki Benegas, para hablar sobre la situación en Cantabria y anunció que iría acompañado por Jaime Blanco. Éste a su vez acudió a la cita con el dirigente de su partido en Cantabria, José Luis Vallines. La síntesis de lo hablado, en la breve reunión, fue que los socialistas presentaban su propia moción que lógicamente sería votada por sus 12 diputados, que requerirían el apoyo de otros partidos y que estaban dispuestos a hablar con el Partido Popular para llegar a un acuerdo de Gobierno. Alvarez Cascos mostró su satisfacción por el hecho de que el PSOE haya emitido por fin una opinión dado que hasta ahora habían evitado pronunciarse sobre la moción de censura presentada por los populares con el apoyo inicial del Partido Regionalista de Cantabria.

La moción que prospere tendrá que obtener 20 votos para alcanzar la mayoría absoluta en una Cámara formada por 39 parlamentarios. El PSOE tiene ahora 12 diputados, el PP, siete; el Partido Regionalista de Cantabria (PRC), tres; el CDS, dos; el Grupo Mixto, dos, y el partido que acaba de crear Juan Hormaechea, Partido para el Progreso de Cantabria, 13. [El PRC, el CDS y los dos diputados del Grupo Mixto manifestaron ayer su apoyo a la moción de censura presentada por el PSOE, informa Efe.]

La decisión de los socialistas de presentar una moción ha estado llena de contradicciones al menos, en el seno del PSOE cántabro. Mientras que el presidente de ese partido, Juan González Bedoya, se mostraba a favor, Jaime Blanco opinaba lo contrario. El asunto se resolvió anteanoche en un largo debate en el seno de la Comisión Ejecutiva, presidida por Felipe González y Alfonso Guerra y a la que asistió Jaime Blanco. Después de cuatro horas de debate se acordó presentar dicha moción.

Las tesis en principio contrarias se justificaron por el hecho de que el PSOE no debía acudir a salvar una situación provocada en el seno de la derecha de la cual el Partido Popular saliera incólume.

La tesis contraria, es decir, la de la coherencia política, fue asumida por Jaime Blanco. Éste aseguró que ahora no se trata de una cuestión de acceder al Gobierno "sino de arreglar una situación anómala con la propuesta de un Gobierno de gestión".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 23 de noviembre de 1990

Más información

  • Posibilidad de acuerdo entre el PP y los socialistas para formar "un Gobiemo de gestión"