Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El rey de los 'bonos basura', Michael Milken, condenado a 10 años de cárcel

Michael Milken, protagonista de uno de los mayores escándalos financieros de Wall Street, fue condenado ayer a 10 años de cárcel por seis delitos de los que se declaró culpable en abril pasado, incluidos fraude bursátil y conspiración.

Milken, conocido en medios financieros como el rey de los bonos basura (activos de alto riesgo y elevada rentabilidad), acumuló una fortuna de más de 1.000 millones de dólares mediante transacciones con estos valores, que propiciaron la fiebre de fusiones y adquisiciones hostiles de empresas durante buena parte de los años 80, la llamada década de la codicia.

Michael Milken, de 43 años de edad, que prestaba sus servicios en la firma norteamericana Drexel Burnham Lambert, declaró a finales de abril poco antes de comparecer ante un juez de Manhattan, que lamentaba "profundamente" haber cometidos delitos de fraude y dio las gracias al tribunal por dirigir "un caso tan complejo". El rey de los bonos basura efectuó estas declaraciones con lágrimas en los ojos, junto a su mujer y ante decenas de periodistas. Milken estaba acuasado de 98 delitos, de los que tan sólo reconoció la autoría de seis. Tras el escándalo desatado Drexel presentó suspensión de pagos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 22 de noviembre de 1990