Reportaje:

Enviado espacial

Un japonés será el primer periodista en convertirse en astronauta

Toyohiro Akiyama, reportero de una cadena de televisión japonesa, será el primer periodista que viajará al espacio, un privilegio por el que su compañía ha pagado al Gobierno de la URSS 11 millones de dólares, unos 1.000 millones de pesetas.

El periodista trabaja para la Tokyo Broadcasting System (TBS) y el próximo día 2 de diciembre formará parte de una misión de ocho días de duración, cuyo objetivo es alcanzar la estación espacial Mir.Akiyama, de 48 años y ex corresponsal de la TBS en Washington, ocupa hoy un puesto directivo en su compañía y será el primer japonés de la historia en salir al espacio. Un portavoz del Gagarin Training Center de la Unión Soviética ha reconocido que este viaje podría repetirse con austriacos, alemanes y chinos.

La única experiencia norteamericana similar a la que protagonizará Akiyamaterminó en un desastre, cuando el transbordador Shuttle lanzado por la administración espacial estadounidense (NASA) en el que viajaba la maestra Christa McAuliffe estalló por los aires, en enero de 1986. Otros seis astronautas fallecieron en aquel accidente, que conmocionó a la opinión pública de Estados Unidos.

El periodista japonés ha reconocido que tuvo miedo durante los primeros días de entrenamiento, pero que decidió tranquilizarse porque "un periodista no puede tener miedo cuando se enfrenta a un reportaje".

El viaje espacial de Akiyama servirá a la TBS para conmemorar su 402 aniversario, una celebración que los responsables de la emisora quieren dedicar a la Tierra y a su conservación.

Akiyama será también el protagonista de otros reportajes sobre la degradación natural del planeta y viajará a Brasil, Borneo y al Círculo Ártico. La Tokyo Broadcasting System espera que el viaje espacial de su reportero incremente "el interés de la juventud japonesa por el espacio".

Dejar el tabaco

El periodista fue elegido por su emisora después de un largo proceso de selección en el que participaron 127 periodistas. Como suplente de Akiyama quedó una fotógrafa de 26 años.Una vez conseguido el permiso de las autoridades soviéticas, el candidato se trasladó a Star City (ciudad de las estrellas), cerca de Moscú, donde inició un duro entrenamiento consistente en clases de ruso, ejercicios de supervivencia, operaciones de vuelo espacial y una estrecha convivencia con sus compañeros de viaje.

El nuevo astronauta ha reconocido que el aprendizaje ha sido muy duro. "Dejar la cerveza y el tabaco también", ha declarado Akiyama, quien ha comparado la dureza de su entrenamiento con "las interminables jornadas de trabajo de Washington".

La TBS es la principal cadena de radiodifusión de Japón, con 25 emisoras de televisión y 33 estaciones de radio, y fue la pionera en la emisión de vídeos caseros, actualmente uno de los pro: gramas estrellas en las televisio nes de medio mundo.

La iniciativa espacial de la Tokyo Broadcasting System ha tenido un gran eco en Japón, y el Gobierno japonés ya ha anunciado que ha solicitado a la URSS un nuevo permiso espacial, en esta ocasión para el ingeniero de fusión nuclear Mamoru Mohri, de 42 años.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS