_
_
_
_

Deseo sin objeto

El movimiento estudiantil ha mantenido su apuesta, por lo que el Gobierno se encuentra aún más desamparado. (...) Evidentemente, el Estado se encuentra en la imposibilidad de satisfacer las reivindicaciones de los estudiantes. Ante todo porque el presupuesto de Educación, el más importante hasta ahora, no es extensible a voluntad. Después, porque no hay motivos para creer que la verdadera naturaleza del movimiento sea sindical o incluso sólo reivindicativa. (...) Todo hace pensar que el diálogo tantas veces invocado sea un diálogo de sordos. (...) Los manifestantes de 1990 tienen más que ver con los de Vaulx-en-Velin que con sus mayores de 1968 ste es todo el misterio, y para el poder establecido todo el peligro de este otoño inesperado. 6 de noviembre

Cuando un tema da mucho que hablar, lee todo lo que haya que decir.
Suscríbete aquí

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_