Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PNV ofrece al PSE-PSOE negociar un nuevo Gobierno de coalición

Una delegación de siete miembros del Partido Nacionalista Vasco (PNV) será la encargada de mantener la negociación que los nacionalistas ofrecieron ayer oficialmente al Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE), para concretar el programa que durante cuatro años marcará la línea de Gobierno en la comunidad autónoma vasca. En esta propuesta los nacionalistas abandonan los guiños lanzados en los últimos días a otras formaciones políticas, y optan por sentarse a conversar con los mismos socios que tuvieron en la legislatura anterior.Los socialistas vascos mantienen, ante la oferta del PNV, una discreta posición a la espera de la reunión que mantenga la ejecutiva, negándose a adelantar cualquier postura al respecto.

El Partido Nacionalista Vasco, según su portavoz, Joseba Eguíbar, desea iniciar los primeros contactos esta misma semana para impedir, en lo posible, que las conversaciones se dilaten durante demasiado tiempo y evitar también "el lamentable espectáculo" que los ciudadanos vascos percibieron hace cuatro años. El anterior Gobierno tardó varios meses en constituirse ante la falta de acuerdos entre los distintos partidos políticos. El primer encuentro entre las dos delegaciones para un Gobierno de coalición puede posponerse hasta la próxima semana debido al congreso del PSOE que se celebrará en los próximos días en Madrid.

Duración prudencial

Mientras los socialistas aseguran que las negociaciones pueden ser duras, difíciles y complicadas por la posición de partida de los nacionalistas, que desean que los acuerdos que se adopten sean apoyados por el Gobierno central, el PNV propugna "una negociación seria, realista y de una duración prudencial".Consideran éstos que los argumentos en los que basan sus afirmaciones algunos socialistas tan sólo se justifican "por la situación que tienen ellos dentro de su propia casa". Algunos prefieren ir a la oposición que formar parte del Gobierno.

La ejecutiva nacionalista considera que de los dos programas, PNV-PSE, pueden surgir unas bases de Gobierno que respondan a las necesidades de la sociedad vasca. Queda relegado a un segundo plano para los nacionalistas el reparto de consejerías. Mientras que los socialistas piden una paridad en la asignación de carteras, a pesar de contar con seis parlamentarios menos que aquellos, pero recordando que hace cuatro años el reparto entre ambas formaciones políticas fue "equitativo".

La comisión negociadora de los nacionalistas estará formada por José Antonio Ardanza, Xabier Arzalluz, Juan Ramón Guevara, Juan María Ollora, losu Bergara, Luan Luis Laskurain y Joseba Eguíbar, mientras que de la delegación socialista tan sólo se sabe que estará presidida por el número tres del PSOE, Txiki Benegas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 7 de noviembre de 1990