Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Partido Popular no volverá a presentar a Hormaechea para presidente de Cantabria

Juan Hormaechea no volverá a ser el candidato del Partido Popular a la presidencia de Cantabria, según fuentes de la ejecutiva nacional del partido. En la cúpula del PP estaban "hartos" desde hace meses de los frecuentes conflictos con el independiente Hormaechea, pero habían frenado el deseo de destituirle como presidente autonómico por el apoyo que le prestaba la ejecutiva regional y las dificultades para encontrar un sustituto. Ahora, los insultos que ha dedicado a José María Aznar, Manuel Fraga e Isabel Tocino han terminado de convencer a los dirigentes del PP.

El presidente nacional del partido intentará de nuevo persuadir a la diputada cántabra Isabel Tocino para que acepte convertirse en la candidata popular a presidente de Cantabria.La ex vicepresidenta nacional del PP, que en 1989 llegó a ser citada por Fraga como posible sucesora al frente del partido, se ha negado tenazmente desde hace meses a aceptar esa invitación para lo que ha aducido incluso motivaciones familiares. Pero los máximos dirigentes del Partido Popular van a insistirle en que sólo ella puede imponer un respaldo total del PP a la candidatura autonómica y rivalizar, desde altas cotas de popularidad, con el PSOE e incluso el propio Hormaechea para conservar el Gobierno cántabro en manos del centro-derecha.

La cúpula del PP se mostraba ayer reacia a provocar una crisis en el actual Gabinete mediante la retirada de los consejeros que son militantes del partido. "Aznar tiene un gran cabreo personal pero va a mantener la cabeza serena", aseguró ayer un colaborador suyo en una conversación privada. Un comentario con que descartaba medidas de represalia que acaben beneficiando a los socialistas pero que a la vez aludía al propósito de no actuar como si nada hubiera ocurrido.

El vicesecretario general del área de organización, Juan José Lucas, propondrá mañana en la reunión de maitines las medidas políticas que a su juicio debe adoptar el PP, tras consultar con José María Aznar, Francisco Álvarez Cascos -secretario general- y Mariano Rajoy, vicesecretario general del área electoral. Algunos miembros de este equipo no han dudado en juzgar que los insultos de Hormaechea, además de un presunto delito penal, suponen una irresponsabilidad política que, por tanto, debe ser sancionad politicamente. A los dirigentes del PP no les cabe, en todo caso, otro recurso que éste ya que el presidente de Cantabria carece de carné de militante y su condición de independiente le libra de la intervención del comité de disciplina del PP.Toda la oposíción parlamentaria coincidió ayer en lamenta y condenar el comportamiento del máximo representante de la Comunidad Autónoma. El ex diputado popular y ahora miembro del Grupo Mixto Manuel Pardo Castillo apeló incluso a una destitución del presidente por incapacidad, posibilidad que está prevista en la ley de régimen jurídico del Estatuto de autonomía. "El sueño dorado de Hormaechea", explicó, "es capitanear un partido nacionalísta y para alcanzarlo tiene que destruir a populares y nacionall stas en Cantabria". A finales del pasado mes de septiembre, Hormaechea dió a conocer los resultados de una encuesta encargada por él que le pronosticaba la obtención de 22 diputados si encabezaba su propia opción política, al márgen del PP. El sondeo tuvo escaso crédito entre las principales fuerzas políticas.El senador socialista Juan González Bedoya declaró ayer que "resulta penosísimo que la región deba soportar una vez más este tipo de cosas y que el Partido Popular, los jefes económicos del señor Hormaechea,'toleren tales conductas".

El principal representante del Partido Regionalista de Cantabria, Miguel Ángel Revilla, manifestó que Hormaechea tiene más o menos aciertos políticos pero cuando muestra un comportamiento privado tan bochornoso no puede permanecer al frente de una institución que representa al pueblo cántabro. "Lo grave no es que se emborrache sino que se mantenga" en el cargo, opinó.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 4 de noviembre de 1990

Más información

  • Aznar intentará convencer a Isabel Tocino para encabezar la lista