Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Alcobendas acusa a Obras Públicas de favorecer a la urbanización La Moraleja

El alcalde de Alcobendas, el socialista José Caballero, ha acusado al Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU) de favorecer a los vecinos de la urbanización segregacionista de La Moraleja dándoles mejores accesos a la capital que al resto de los vecinos de Alcobendas, plegándose a las presiones de los influyentes vecinos.

El caos circulatorio en la carretera N-I, sentido Madrid-Burgos, puede ser habitual a partir de las próximas semanas con el cierre de los carriles de la calzada principal, donde el Ministerio de Obras Públicas y Urbanismo (MOPU) acometerá las obras de infraestructura del nudo Continente-Manoteras, que comunicará la N-I con la M-40.La raqueta de acceso a la localidad, que también se abrirá en los próximos días, volvió a levantar la polémica entre los dos organismos y finalmente existen distintas versiones sobre el cierre de los carriles de la nacional a la altura de La Moraleja y las saturaciones de tráfico que esto puede provocar.

El cierre de la calzada principal, que durará más de cuatro meses, desviará el tráfico por la vía de servicio que se habilita actualmente, en la Cuesta de los Dominicos, junto a la entrada principal de La Moraleja, por lo que se dejarán abiertos a la circulación tan sólo dos carriles, según el Ayuntamiento.

Por su parte, el MOPU dijo que se van a mantener los mismos carriles por la N-I, dirección Madrid-Burgos, y que no se producirán congestiones.

El tramo afectado comprenderá unos tres kilómetros, por lo que el Ayuntamiento recomienda el acceso por la carretera de Colmenar hasta Cantoblanco y posterior desvío por la carretera de El Goloso para acceder al municipio por el norte.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de noviembre de 1990