Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hormaechea insulta a Fraga, Tocino y Aznar y canta brazo en alto 'Montañas nevadas' en un 'pub' de Santander

El presidente de Cantabria, Juan Hormaechea, insultó gravemente a Isabel Tocino, diputada del Partido Popular (PP) a Manuel Fraga, presidentr de la Xunta de Galicia y a José María Aznar, presidente del PP, en el pub El Proyector de Santander, un local de reducidas dimensiones en el que estaban presentes unas veinte personas cuando ocurrieron los hechos, a altas horas de la madrugada del miércoles.A primeras horas de la mañana de ese día la secretaría del presidente Hormaechea avisó apresuradamente a los consejeros de que la reunión del Gobierno regional quedaba suspendida por indisposición del presidente. Lo mismo ocurrió con la reunión que por la tarde debían haber mantenido consejeros y diputados para discutir los presupuestos de 1991.

Según relató ayer el periódico cántabro El Diario Montañes, en la madrugada del miércoles pasado, Hormaechea se hallaba en un pub de la calle Panamá de El Sardinero. Dos redactores del diario, con los que entabló muy larga y animada charla entre las 3.00 y las 4.15 horas le vieron, lo mismo que otras personas, entonar brazo en alto la canción de las Juventudes Falangistas Montañas nevadas y le escucharon proferir frases inmisericordes para la diputada popular Isabel Tocino; a José María Aznar, presidente del Partido Popular, le calificó de "charlotín" aludiendo a su bigote, y Manuel Fraga, presidente de la Xunta de Galicia, tampoco escapó a sus ocurrencias.

Hormaecha, en un momento de su parlamento mostró su satisfacción por haber vencido siempre a los "rojos" en las confrontaciones electorales celebradas en Cantabria y su legítimo orgullo al haber salvado del derribo, siendo alcalde de Santander, la estatua ecuestre del anterior jefe del Estado que sigue en su emplazamiento de la plaza del ayuntamiento. "Cantabria", dijo en otro momento, "no es España".

El pub El Proyector se hallaba ocupado por una veintena de personas que pudieron ser testigos de la locuacidad de Hormaechea, que también interpretó un tango.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 3 de noviembre de 1990