Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una inmobiliaria vendió a jubilados españoles y franceses chalés inexistentes

San Sebastián / Alicante

La inmobiliaria Viasa Internacional -con sede en el País Vasco y Alicante, y oficinas en diversas zonas de España- ha estafado a un número indeterminado de ciudadanos españoles y franceses una cantidad estimada en unos 1.000 millones, según el gobernador civil de Alicante, Pedro Valdecantos. Los socios de la inmobiliaria, Héctor Ciodomiro J. V. y Lourdes C., ofrecieron un total de 300 chalés inexistentes a los futuros compradores, en su mayoría jubilados, que adelantaban entre 1,5 y cinco millones de pesetas por la vivienda, supuestamente situada en la localidad alicantina de Torrevieja.

Una denuncia ante la policía, presentada el pasado 18 de octubre en la comisaría de Pasajes (Guipúzcoa) por una persona que había recibido un talón sin fondos de esa empresa, permitió a funcionarios de policía descubrir la estafa. La inmobiliaria se constituyó en Alicante en 1988 con un capital social de 600.000 pesetas. Mediante anuncios en prensa, publicados en los meses de enero y febrero de 1979, se dio a conocer a los posibles compradores las viviendas que supuestamente se iban a construir en unos solares de Torrevieja (Alicante). Tras un primer contacto con éstos se les ofreció un viaje gratuito a las obras.

Una vez visitados los solares de los que supuestamente era propietaria Viasa Internacional -en realidad, no había escrituras de ninguno de los solares, ya que la empresa no los había adquirido-, se trasladaba a los viajeros a zonas de apartamentos en construcción en los que figuraba el nombre de la inmobiliaria. Eran unos carteles que se colocaban tan sólo para ser vistos al paso del autobús de los compradores y que luego eran retirados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de noviembre de 1990