Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE desmiente que el alcalde de Guadix ordenase detener a un sindicalista

El portavoz del PSOE en el Ayuntamiento de Guadix (Granada), Antonio López, negó ayer que el alcalde, José Luis Hernández, ordenase el miércoles, al grito de "aquí mandan mis cojones", la detención del funcionario y miembro del comité de empresa por UGT Felipe Ibáñez.

Según UGT, la detención se produjo por la oposición sindical a la posible privatización de servicios públicos. El portavoz del PSOE narró que Ibáñez estaba en un bar al que llegaron el alcalde y tres ediles: "Sin discusión alguna, Ibáñez hizo gestos despectivos con la boca al alcalde, sacó la lengua e hizo con la mano la señal de cornudo". El alcalde y los ediles, según el PSOE, fueron al Ayuntamiento para hacer una declaración de los hechos y fue la Policía local la que decidió detener a Ibáñez que pernoctó en el calabozo para "preservar la seguridad del alcalde".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 13 de octubre de 1990