Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OLEADA TERRORISTA EN GALICIA

Propietarios de establecimientos, implicados en la Operación Mago

Los establecimientos y negocios contra los que los terroristas del Exército Guerrilleiro do Pobo Galego Ceibe atentaron en la madrugada de ayer son propiedad de varios presuntos narcotraficantes detenidos en la Operación Mago. Se trata de:- Laureano Oubiña. Dueño de la tienda de modas Charola de Vilagarcía de Arousa. Es el más importante de los presuntos traficantes gallegos detenidos en la operación. Está procesado por contrabando de tabaco en unas investigaciones iniciadas en 1984. Ahora está acusado de haber vendido al presunto narcotraficante José Paz Carballo 20 kilos de cocaína de una partida de 370 que previamente habían sido decomisadas por la policía, y que Oubiña sustituyó por harina o una sustancia de aspecto similar. También se le acusa de haber estado en las reuniones celebradas en Cascais y en el hotel Isla Cristina de Huelva con capos del narcotráfico internacional. Delmiro Rey dice de él que en 1986 se reconvirtió del contrabando de tabaco al de hachís, llevando 6.000 kilos de esa droga a Holanda. Arruinado varias veces, se ha enriquecido otras tantas. Vive en el Pazo Baión, fabulosa mansión de la ría de Arousa.

- Manuel Charlín Gama. Propietario de las industrias conserveras Charpo, de Vilanueva de Arousa, que tiene filiales en Portugal y Marruecos. Es el jefe del clan de los Charlínes y está procesado por presunto tráfico de 300 kilos de hachís. Está acusado de ser el encargado del transporte de droga para los cárteles colombianos, y en especial el de Fabio Ochoa. También participó en la reunión de Cascais (Portugal) de enero de 1989, con jefes del narcotráfico internacional.

- Narciso Fernández Hermida. Dueño de la cafetería Capri de Corbillón-Cambados y de una finca de la localidad. Procesado por contrabando de tabaco en las investigaciones realizadas en 1984, juró que nunca tocaría la droga, aunque al poco tiempo se le vinculó con el tráfico de hachís. Está acusado de haber comprado cocaína a Manuel Pádín Gestoso, Manolo el catalán y haberla vendido al por menor entre los miembros de su clan. Aunque nunca ha llegado al nivel de los grandes narcotraficantes, se cuenta que pasó de mover coches a fletar barcos para el supuesto traslado de droga.

- Ramiro Sancho Casas. Titular de automóviles Sancho, empresa de alquiler de coches sin conductor, de Pontevedra. Acusado de realizar labores de transporte para los narcos, especialmente para Manolo el catalán. Su empresa ha sido presuntamente contratada por los contrabandistas para no arriesgar los vehículos propios. En los últimos años, se han interceptado varios coches suyos con droga.

- Delmiro Rey Castro. Propietario de la cafetería Reyfar y del pub Amnesia, en Cambados. Está procesado por tráfico de cocaína en Santiago de Compostela. Alquiló coches a Sancho entre 1986 y 1989 para transporte de droga por cuenta de Manolo el catalán, a cuyo clan pertenecía.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de octubre de 1990