Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OLEADA TERRORISTA EN GALICIA

Un joven sigue en coma y otros cuatro en estado grave

Santiago de Compostela / Vigo

La explosión en la discoteca Clangor de Santiago de Compostela se produjo cuando se encontraban en el local unas 200 personas, la mayoría estudiantes universitarios que disfrutaban de las primeras jornadas del curso. Además de los dos presuntos terroristas, falleció la joven de 26 años Mercedes Domínguez Rodríguez, vecina de Vigo, de la que hasta ahora se desconoce si puede tener alguna relación con los hechos. Alejandro López Espinosa, de Vilamarín (Orense), se encontraba a media tarde de ayer en estado de coma neurológico y otros cuatro jóvenes sufrían heridas de gravedad: Fernando Ozores Lebón, José Antonio Castro García, Ángel Castiñeiras Barreiro y José Manuel Blanco Pérez. En total fueron atendidas en centros sanitarios de Santiago 49 personas de las que 13 permanecían hospitalizadas a última hora de ayer. La mayoría de ellos sufren roturas de huesos, contusiones y transtornos auditivos por rotura de tímpanos.

La explosión abrió un enorme boquete en la fachada de la discoteca y provocó el desplome del techo. A pesar de la confusión inicial y de que se produjo un pequeño tumulto en la entrada, donde resultaron contusionada algunas personas, el local se desalojó en pocos minutos. "Lo único que recuerdo es que estaba tendido en una camilla y vi a mi lado a un tío al que le faltaban las manos", comentó uno de los heridos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 12 de octubre de 1990