Los presuntos etarras

Luis María Alcorta Maguregul y Arnaldo Otegui Mondragón han quedado en libertad al haberles considerado el juez inocentes, por falta de pruebas, del secuestro frustrado de Gabriel Cisneros. Cisneros era diputado de la Unión de Centro Democrático (UCD) cuando se produjeron los hechos, hace 11 años.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS