Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las sociedad estatal Quinto Centenario renuncia a erigir la esfera armilar

La construcción de un monumento que marque la impronta de las celebraciones de 1992 en Madrid sufrió ayer un frenazo oficial. El secretario de Estado de Cooperación, Luis Yáñez, anunció que la sociedad estatal Quinto Centenario se retira del proyecto de erigir una descomunal esfera armilar (globo que representa a la Tierra y el firmamento) de 92 metros de altura en el polígono urbanístico de Valdebernardo (Moratalaz).El ajuste económico sufrido en la Administración como consecuencia de la crisis del Golfo ha obligado a recortar, según Yáñez, los 2.000 millones que la sociedad estatal iba a aportar para construir, junto con la cooperativa Promoción Social de Viviendas (PSV), vinculada a UGT, la gran esfera armilar.

A la vista de esta situación, PSV tendrá que recurrir a una tramitación ordinaria de la licencia de edificación, ya que no podrá contar con una autorización especial del Consejo de Ministros. El gerente de la cooperativa de UGT, Carlos Sotos, ha advertido que el monumento no podrá estar concluido antes de diciembre de 1992, aunque garantiza que PSV buscará otros patrocinadores para cubrir el coste de la esfera, unos, 6.300 millones.

Pasa a la página 5

Yáñez justifica con la crisis del Golfo la retirada estatal del proyecto de la esfera

Viene de la página 1

Luis Yáñez precisó que el consejo de administración del Quinto Centenario considera que, ante la "nueva coyuntura económica derivada de la crisis del Golfo" la sociedad estatal "debe mostrarse solidaria con los esfuerzos de ajuste económico" propugnados por el Gobierno; en consecuencia, se retira del proyecto y decide no participar como "socio financiero" en la esfera armilar.

Por su parte, el director del Quinto Centenario, Ángel Serrano, reconoció que se han desembolsado hasta ahora 150 millones de pesetas en los estudios previos sobre la esfera armilar, aunque aseguró que espera recuperar esta suma de los nuevos patrocinadores del monumento.

Yáñez subrayó que la cooperativa PSV "puede y debe" continuar con el proyecto, y para ello la sociedad Quinto Centenario le facilitará los estudios técnicos y financieros que ha elaborado.

El reto de PSV El gerente de PSV aseguró ano che en un acto público celebrado ante unos 10.000 cooperativistas que va a aceptar el reto de erigir la esfera armilar. "Si la sociedad Quinto Centenario nos otorga los beneficios fiscales que supone enmarcar la construcción [del monumento] dentro de los actos conmemorativos de 1992 conseguiremos que salga adelante", anunció Sotos, quien reveló que ya se habían iniciado las negociaciones con empresas privadas para encontrar un nuevo socio. Sin embargo, la retirada de la sociedad estatal impedirá a PSV solicitar, como pretendía, una licencia extraordinaria "por razones de urgencia y de interés social" al Consejo de Ministros. El proyecto de las obras, redactado por el ingeniero José Antonio Fernández Ordóñez y el escultor Rafael Trenor, prevé una duración de 18 meses para éstas.

El secretario de Estado de Cooperación expresó, a título estrictamente personal, su deseo de que se construya la esfera monumental en Madrid. Sin embargo, en una velada crítica, dijo que le gustaría "que el Ayuntamiento apoyara también el proyecto" para garantizar su ejecución, así como "facilitar los plazos para el plan urbanístico especial de Valdebernardo".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 5 de octubre de 1990

Más información