Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez archivará el sumario del incendio de Almacenes Arias

El sumario judicial relativo al incendio ocurrido el 4 de septiembre de 1987 en Almacenes Arias, donde resultaron muertos 10 bomberos, continúa abierto tres años después. No obstante, es previsible que el juez encargado del caso decida el archivo de la causa, después de que los familiares de las víctimas retirasen hace unos meses los cargos contra los hermanos Arias y el Ayuntamiento. El solar que ocupaban los almacenes, en la calle de la Montera, ha sido adquirido por la empresa británica Virgin para hacer una supertienda de discos.

Mañana, martes, se cumple el tercer aniversario de la tragedia que costó la vida a 10 bomberos madrileños cuando participaban en las tareas de extinción del fuego declarado en Almacenes Arias, a pocos metros de la Puerta del Sol.La catástrofe, que hasta hoy es la más importante sufrida en España por el cuerpo de bomberos, se produjo a raíz del incendio declarado poco antes de las ocho de la tarde del 4 de septiembre de 1987 en el edificio comercial. Horas después de iniciarse el fuego se produjo un derrumbamiento de la estructura del inmueble, dejando sepultados a 10 bomberos. Sus cadáveres fueron rescatados a lo largo de los cuatro días siguientes.

Andrés Martínez Arrieta, que en aquellas fechas era titular del Juzgado de Instrucción número 11 de Madrid, procesó al jefe de los bomberos, José Pascual como presunto autor de un delito de imprudencia temeraria y profesional con resultado de 10 muertes. También procesó a los hermanos Isidro y Federico Arias como presuntos autores de imprudencia temeraria con resultado de daños en las cosas. Martínez Arrieta declaró a los Arias y al Ayuntamiento de Madrid responsables civiles subsidiarios, por lo que debían abonar 60 y 100 millones de pesetas, respectivamente.

Procesados

Posteriormente, la defensa del ex jefe de bomberos presentó varios informes para tratar de demostrar que éste no era responsable del siniestro, sino que el derrumbamiento del edificio se debió a "las graves infracciones urbanisticas" cometidas por los Arias al efectuar las obras.La Audiencia Provincial de Madrid confirmó más tarde los procesamientos, pero con la entrada en vigor de la denominada reforma Múgica la causa se siguió por el procedimiento abreviado y el sumario fue devuelto al juzgado de instrucción por entender que éste era competente para entender del asunto.

Sin embargo, surgió una nueva complicación: el procedimiento abreviado no contempla la figura del procesamiento, por lo que el nuevo titular del Juzgado de Instrucción número 11, Miguel Guerra Palacios, dictó un auto de transformación que dejó sin efecto los procesamientos; pero mantuvo las medidas cautelares sobre las responsabilidades pecuniarias.

Tras varias reuniones entre las partes implicadas, los familiares de los 10 bomberos muertos llegaron en el pasado mes de enero a un acuerdo y retiraron la demanda interpuesta contra el Ayuntamiento y los hermanos Arias, una vez recibidas las respectivas indemnizaciones. Pero quienes no han retirado aún su demanda son los propietarios de unas máquinas recreativas que resultaron dañadas cuando se procedía al derribo del edificio.

"La compañía de seguros indemnizó a los de las máquinas tragaperras, pero éstos reclaman a los Arias más de 20 millones que es una barbaridad", declaró José María Stampa Braum, abogado de los hermanos. Pese a que aún colea esta demanda de tipo civil, Stampa Braum también piensa que el juez Guerra Palacios procederá en breve al archivo del sumario.

La causa se encuentra ahora pendiente de la calificación del fiscal, tras lo cual el juzgado de instrucción decidirá si archiva o no el sumario, según declaró a la agencia Efe su titular, Miguel Guerra. Diversas fuentes jurídicas coinciden en que lo más probable es que el fiscal no se oponga al archivo de la causa, una vez que los familiares de las víctimas han retirado sus cargos.

Por otra parte, el solar que ocupaba Almacenes Arias será ocupado por un edificio comercial de la empresa discográfica británica Virgin Records, según informaron a Europa Press fuentes de la firma multinacional francesa Pelege, promotora del edificio. Tras el dramático incendio, el entonces alcalde de Madrid, Juan Barranco, sugirió la posibilidad de expropiar ese solar para erigir allí un monumento al cuerpo de bomberos.

Supertienda

Virgin España, filial de la firma británica, tiene su sede en la calle del Marqués del Duero y vende anualmente alrededor de un millón de discos en nuestro país, se gún informan fuentes financierasEn el terreno de los antiguos almacenes, que fue vendido hace cuatro o cinco meses, según el abogado José María Stampa, se construirá una supertienda de 7.000 metros cuadrados, con una inversión cercana a los 2.000 millones de pesetas.

Los representantes de Pelege han asegurado que, tras el acuerdo alcanzado con Virgin Records, ésta ha depositado ya una parte del total de la inversión.

Virgin, propiedad del agresivo empresario Richard Branson, de 40 años, es un conglomerado de actividades: discos, libros, televisión, una cadena de tiendas, una compañía aérea de billetes baratos y el mayor club gay de Europa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de septiembre de 1990

Más información

  • Virgin va a hacer una tienda de discos en el solar