Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los guerristas recuerdan a Semprún sus comunistas

El sector guerrista, por boca del secretario de Estado de Cooperación Internacional, Luis Yáñez, arremetió ayer contra las declaraciones realizadas por el ministro de Cultura sobre la situación interna del PSOE, indicando que sus análisis responden más a un esquema de pensamiento comunista que a la tradición ideológica del partido fundado por Pablo Iglesias.La acusación de comunista se emplea en ciertos ámbitos del PSOE como arma de descalificación, si bien Yáñez precisó que no afirmaba que el ministro de Cultura lo fuera ahora. Las manifestaciones de Jorge Semprún (ver EL PAIS del 29 de julio)provocaron un gran malestar entre los guerristas que controlan el aparato socialista. En un primer momento declinaron sin embargo contestar, limitándose a resaltar intencionadamente que el ministro no está afiliado al PSOE.

Luis Yáñez, un histórico del PSOE andaluz muy próximo a Alfonso Guerra, aprovechó ayer su participación en la Escuela de Verano que organizan los socialistas en Galapagar (Madrid) para censurar las opiniones de Semprún, aun admitiendo que han hecho reflexionar al partido. "Me choca apreciar en sus tesis una cierta mentalidad anacrónica, habitual en el pensamiento comunista. No digo que ahora sea él comunista", matizó, "sino que sus palabras provienen de un análisis típico de la III Internacional". Agregó que expresiones como "oportunistas de izquierda o bujarinistas", utilizadas por Semprún, proceden de una raíz ideológica ajena al PSOE.

Ejecutiva sin ministros

El secretario de Estado de Cooperación señaló también que no ve signos de crisis ni fisuras en el tándem que forman Felipe González y Alfonso Guerra, "lo que no quiere decir que coincidan en todos los análisis". Por otro lado, indicó que el partido en el Gobierno necesita una renovación de ideas y de cuadros, pero, refiriéndose sin nombrarlos a las pretensiones expresadas por el titular de Economía y Hacienda Carlos Solchaga, otros miembros del Gabinete y algunos dirigentes regionales, dicrepó de que esa apertura se consiga dando entrada en la nueva ejecutiva fe deral a ministros o presidentes de comunidades autónomas.

"En el partido pueden tener más poder los secretarios provinciales o regionales", planteó Yáñez, quien ve "incompatible en la práctica" el que un miembro del Gobierno o el presidente de una comunidad autónoma pueda hacer frente a sus obligaciones institucionales y atender al mismo tiempo el trabajo de la ejecutiva federal, que es "muy absorbente".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 3 de agosto de 1990

Más información

  • Luis Yáñez subraya que el ministro de Cultura es ajeno a la tradición del PSOE