Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

Ana y Víctor

"Preferimos trabajar juntos que separados"

Ana Belén y Víctor Manuel empiezan esta noche en Barcelona una gira de actuaciones conjuntas. que les llevará a 45 ciudades españolas en un tiempo récord de 54 días. Hacía dos años que no actuaban juntos, porque como dice Víctor, "también es bueno que cada uno pueda crecer por separado, aunque claro no es lo mismo cantar con una persona al lado que te apoya, a tener que asumir solo toda la responsabilidad". Y Ana, delgadísima y muy joven, comenta poco después: "En mi caso he notado mucho la diferencia porque Víctor hizo gira el año pasado y ha estado actuando en solitario mucho, pero yo hacía 10 años que no actuaba sola y cuando empecé el año pasado fue terrible. Detalles tan simples como el hecho de que no te da tiempo a beber un sorbo de agua te hacen caer en lo fácil que es realmente actuar acompañado".

Las dos primeras actuaciones de la gira se enmarcan en el Grec 90, el festival de verano de Barcelona, que concluye con sus conciertos las actuaciones en el velódromo de Horta. "En mi caso no presento nada nuevo porque estoy trabajando con las canciones de mi último disco, Rosa de amor y fuego, que ya presenté en Barcelona y Madrid el año pasado, aunque todavía no había realizado ninguna gira con él", comenta Ana. Víctor Manuel, en cambio, presentará las canciones de su nuevo disco, El delicado olor de las violetas, con el que ya ha realizado algunas galas en solitario durante el mes de julio.

Sus actuaciones terminan a finales de septiembre, pero seguramente en noviembre cruzarán el charco para actuar en Santiago de Chile, en un macro recital en el Estadio Nacional organizado por Radio Cooperativa de Chile. "Sería un espectáculo conjunto con artistas chilenos en el que participarían 10 o 12 grupos españoles, entre ellos Serrat, Radio Futura, El último de la Fila y nosotros", comenta Víctor.

Mientras hablaban, a pocos metros, Madonna tenía revolucionados a un grupo de adolescentes en la puerta de su hotel en la Rambla. Ana y Víctor ponían cara de esceptismo al hablar de Madonna y contestaban con cierta ironía a las posibilidades de que estos grandes recitales les restaran a ellos parte del público. "Creo que no tenemos en absoluto el mismo tipo de público, en su caso hay bastante gente que tal vez va a verla por curiosidad, pero creo que la gente que viene a nuestros recitales lo hace para escuchar determinadas canciones que le gustan", comentó Ana. Y Víctor, que parecía realmente irritado, comentaba lo absurdo que le parecía "la escasez de crítica seria que hay en este país hacia todos estos fenómenos musicales". En su opinión, "en ningún otro país de Europa se les pagan las cantidades que cobran en España y además con patrocinadores institucionales. Lo que me entra, al ver esto es complejo de cretino". Para Víctor la diferencia entre ellos y Madonna está clara: "Yo invierto el 80% de los beneficios que obtengo en el espectáculo y ella invierte el 10%. Me parece escandaloso que se concedan 100 millones de subvención a una película de Saura y, en cambio, me han comentado que Telefónica subvencionó el concierto de los Rolling Stones con 400 millones de pesetas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 2 de agosto de 1990