Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Barranco se opone a la revisión del plan de ordenación urbana por incrementar la especulación de los terrenos

Juan Barranco, ex alcalde de Madrid y portavoz del Grupo Socialista municipal, manifestó ayer la oposición de su grupo a la revisión del Plan General de Ordenación Urbana, propuesta por el equipo de centro-derecha, por considerar que, tal como está presentada, "va a incrementar las ganancias y la especulación de una serie de propietarios de terrenos en Madrid". Asimismo, Barranco indicó que con la actual política municipal se beneficia a las empresas mientras se hipoteca el futuro de la hacienda del Ayuntamiento.

"La derecha pretende colarnos de matute una revisión del plan general sin cumplir unos requisitos, como atender las sugerencías de los ciudadanos. No es que el Grupo Socialista se niegue a recalificar suelo para vivienda si es que se necesita, pero el equipo de gobierno debe actuar antes sobre el suelo ya existente", aseguró Barranco, que considera que hay terrenos suficientes calificados como urbanizables para 33.000 viviendas.

"Si se tiene en cuenta la grave crisis interna y la inestabilidad del equipo de gobierno, y que estamos a siete meses de las elecciones municipales, nos parece una operación aventurera y poco prudente", dijo el portavoz del PSOE.

El Grupo Socialista críticó la política económica del actual equipo de gobierno. "Se gasta mucho dinero en acelerar obras y pagar más a las contratas. En el pleno de mañana [por hoy], la derecha dará subvenciones de 400 millones a la Sociedad de Fomento de la Cría Caballar y de 50 millones al Real Madrid para que haga un museo de trofeos aparte de comprometer un gasto para 1991 de más de 8.500 millones. Da la sensación de que el Ayuntamiento está en liquidación por derribo", afirmó Barranco. "La campaña electoral de estos señores", añadió, "nos va a costar a los madrileños 20.000 millones de pesetas. No es razonable que no haya dinero para construir centros de atención al drogodependiente, para incrementar el número de distritos beneficiarios del salario social o la ayuda a domicilio y sí para que las empresas se forren"

El tercer teniente de alcalde, el centrista José Luis Garro, al tener conocimiento de las declaraciones de Barranco sobre el Plan General indicó: "Barranco no ha asumido el dejar de ser alcalde y debería saber que no va a volver a serlo. Tenemos que lograr un consenso para crear suelo donde los madrileños de menor poder adquisitivo tengan un hogar a precio razonable".

Barranco no quiso pronunciarse sobre las opiniones de un sector de la Federación Socialista Madrileña, partidario de que el ex alcalde de Madrid sea el candidato socialista a la presidencia de la comunidad autónoma. "La opinión del partido se conformará, además de con el debate interno, con la opinión de los madrileños recogida en encuestas-sondeos y de forma directa".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de julio de 1990