Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CE descubre un fraude en el sistema de pagos de primas a la producción de tabaco

Una auditoría externa ha descubierto un fraude de proporciones aún no concretadas en las primas a la producción de tabaco que paga la CE. Como medida preventiva, Antonio Quatraro, el jefe de división responsable, ha sido destituido del puesto. El desvío de fondos sirvió, al parecer, para subvencionar desde hace cuatro o cinco años a la Democracia Cristiana en Italia y al Pasok en Grecia.La CE prepara un cambio radical en la legislación sobre primas a la producción del tabaco para corregir un despilfarro que afecta a un presupuesto anual de 169.000 millones de pesetas (1.300 millones de ecus). Hace unos días encargó a un alto funcionarlo el estudio para un cambio de reglamentación.

El escándalo ha estallado cuando aún está reciente el resultado de la auditoría del Tribunal de Cuentas de la CE en la que denuncia la falta de control y los innumerables casos de fraude que se producen al amparo de las restituciones a la exportación o subvenciones para la venta de excedentes agrarios, resultado de pagar a los agricultores precios que multiplican por dos o por tres los del mercado internacional. La Comunidad se gasta en dar salida a estos productos más de un billón de pesetas al año.

Antonio Quatraro, jefe desde hace 10 años de la División de Tabaco, Lúpulo y Patatas de la Dirección de Agricultura de la CE, ha sido enviado dos meses de vacaciones hasta que el asunto se aclare. "No podemos decir nada mientras la investigación siga abierta", afirmaron fuentes comunitarias.

De momento, los comentarios de que Quatraro cobraba comisiones de 25.000 dólares por operación y porcentajes por cada prima a la producción que aprobaba son "sólo rumores". La investigación comenzó hace cuatro meses y está siendo ultimada por un auditor externo contratado por la Comisión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 11 de julio de 1990