Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Italia 90

La peor finalista

Nadie, salvo los propios argentinos, quieren el triunfo de la selección de Bilardo. Técnicos y jugadores consideran que sería negativo para el futuro del fútbol. El ex centrocampista brasileño Zico, secretario de Estado para el Deporte de su país, es contundente: "Sería el colmo". Las estadísticas son crueles: la Argentina de 1990 es la peor finalista de la historia de los Mundíales. Utilizando el sistema de puntuación tradicional -dos por victoria y uno por empate-, sólo ha sumado siete puntos de 12 posibles. Según una hipotética clasificación, Italia figuraría en el primer lugar del torneo, con 1,83 puntos por partido, seguida de la RFA, con 1,6; Inglaterra y Brasil, con 1,5; Yugoslavia, con 1,4, y España, con 1,25. Argentina apenas sería la novena, con 1,1.Los argentinos consideran que las opiniones adversas son producto de la imagen de antipatía que se ha formado en torno a Maradona y mantienen que, excepto en el encuentro ante Brasil, no han tenido una suerte excepcional y que su presencia en la final premia su gran esfuerzo debido a las lesiones.

Argentina venció a la URSS y Brasil, empató frente a Rumania, Yugoslavia e Italia y perdió ante Camerún. Holanda, en 1978, y la RFA, en 1982 y 1986, llegaron a la final con ocho puntos de 12 posibles, pero en las tres ocasiones fueron derrotadas por sus respectivos adversarios: Argentina, con 9 de 12 Italia, con 9 de 12, y la misma Argentina, con 11 de 12. Los campeones con mejores puntuaciones fueron Uruguay, en 1930 con 6 de 6; Italia, en 1938, con 6 de 6, y Brasil, en 1970, con 10 de 10. Inmediatamente después hay un grupo con sólo un punto cedido antes de la final y en el que, curiosamente, aparece esta Argentina, pero con sus jugadores cuatro años más jóvenes: 11 de 12 en 1986. Si ganase mañana, Argentina sería el triunfador con peor puntuación antes de la final, ya que Italia logró 9 de 12 en 1982 y el propio cuadro blanquiazul 9 de 12 en su país en 1978.

Argentina, en todo caso, está en el centro del huracán. Los medios de comunicación italianos llegan a especular con que puede llevarse el trofeo si vence a la RFA en los penaltis tras ganar sólo dos encuentros de siete.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 7 de julio de 1990