Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REVISTA DE PRENSA

Embrujados por el fútbol

Milán,

"Esta vez los brujos han trabajado realmente bien. Lo habían dicho: paralizaremos las piernas de Diego Armando Maradona. Y lo han logrado". Es lo que todos comentan en Camerún. Un hechizo habría sido, por tanto, la causa de la neutralización del futbolista argentino y del triunfo de los Leones, como se denomina a la selección de Camerún, en el Mundial 90. Y además ha servido para llamar la atención del mundo sobre uno de los países africanos menos conocidos. (...)En un país en el que conviven más de 150 grupos étnicos que hablan 250 dialectos diferentes, la gente permanece anclada en las tradiciones para no perder la propia identidad. (...) Como Gabón, Senegal y Costa de Marfil, también Camerún ha entrado desde hace algunos meses en un periodo turbulento. A primeros de mayo el presidente Paul Biya prometió "más democracia". Palabras que fueron tomadas al pie de la letra por John Fru Ndi, que organizó en Bamenda una reunión para la fundación de un nuevo partido político, el Frente Socialdemócrata. Después del mitin, en el que participaron 20.000 personas, intervino la policía: ocho muertos y muchas decenas de heridos. (...)

El descontento de los cameruneses se ha vuelto tangible. "Con la victoria de los Leones frente a Argentina y Rumania, Paul Biya ha logrado que se olviden los problemas por ahora", afirma Plus Njawe. Pero nadie sueña, ni siquiera los hechiceros, con un Camerún campeón del mundo.

30 de junio

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de julio de 1990