Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El director general de Policía, preocupado por el descenso de aspirantes al cuerpo

José María Rodríguez Colorado, director general de Policía, está preocupado por el descenso en el número de aspirantes a ingresar en el Cuerpo Nacional de Policía e incluso a ascender a categorías superiores. En la convocatoria de este año, para 1.000 plazas se presentaron 2.900 aspirantes, por lo que el número de vacantes es casi seguro que no quede cubierto cuando acaben las cribas de las diferentes pruebas.

Las causas de esta falta de vocaciones son complejas, y, malamente, se resumen en lo escaso del salarlo en relación a sus servidumbres y responsabilidades.Colorado mostró su preocupación en la última reunión del Consejo de Policía. Para Colorado, la falta de aspirantes de la calle a ingresar en el cuerpo se explica, en parte, por el desarrollo económico, que hace que las aspiraciones de los jóvenes no vayan a un cuerpo tan sacrificado.

Dentro del cuerpo, la desgana por el ascenso se explicaría por sus incomodidades: "Un policía que gane 120.000 pesetas en una capital pequeña vive bien. Si al ascender, el aumento es pequeño y le trasladan a una ciudad más cara, sale perdiendo".

Para las 1.000 plazas de policías de escala básica convocadas este año se presentaron 5.668 instancias, y fueron admitidas 5.150. A la primera prueba se presentaron 2.900, y cuando falta la última prueba, quedan 1.000 aspirantes. Es casi seguro, pues, que no se cubran todas las plazas. Un policía tiene un sueldo base de unas 70.000 pesetas, tiene un plus por trienio de 1.900 pesetas. Con los restantes complementos, un policía normal gana unas 115.000 pesetas.

De policía de a pie se puede pasar, por oposición interna, a oficial. De los 35.000 agentes, sólo 370 se presentaron a la primera prueba para cubrir 152 plazas, y fueron aprobados 147.

A inspector de policía se puede acceder tanto por oposición externa como interna. Para los aspirantes a policía que vienen de la calle se han convocado 60 plazas, a las que aspiran 10 1 personas. Para las otras 60 plazas convocadas para los que ya son subinspectores, los aspirantes fueron 94, y los aprobados, 21.

Para los comisarlos, para las 58 plazas convocadas por el sistema de antigüedad selectiva optaron 53 candidatos. Aprobaron 19. Por oposición, salieron 48 plazas. 153 opositores pasaron la primera prueba. Un comisario de distrito con 20 años de antigüedad gana unas 250.000 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 1 de julio de 1990

Más información

  • La convocatoria de este año contó con 2.900 aspirantes para 1.000 plazas