El Parlamento vasco se opone a la elaboración de un código ético político

El pleno del Parlamento vasco rechazó ayer, con los votos del PSE, PNV y CDS, la petición de crear una ponencia que elaborase un código de conducta de cargos públicos y partidos políticos, propuesta por Eusko Alkartasuna (EA) y apoyada por Euskadiko Ezquerra (EE) y PP.EA presentó esta propuesta por entender que "recientes acontecimientos han producido una considerable alarma social" que ha provocado 1a pérdida del prestigio de la política como actividad noble y servicio público". Juan Porres, portavoz de EA, recordó que su partido no proponía algo distinto de lo que existe en otros ámbitos profesionales.

En la propuesta presentada, EA solicitaba el desarrollo de la definición precisa y la penalización del tráfico de influencias, así como la revisión de la legislación de los contratos, él sistema de adjudicaciones, los controles de la contratación o las prohibiciones o sanciones de nulidad en caso de intereses".

El PSE-PSOE, PNV y CDS rechazaron la iniciativa porque los últimos acontecimientos "no se pueden extrapolar a toda la clase política", y apelaron a la conciencia individual como mejor garantía de los comportamientos éticos, al tiempo que calificaban la propuesta de EA de "oportunista" y "electoralista".

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 31 de mayo de 1990.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50