Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos millones de trabajadores griegos, en huelga

Una huelga general nacional lanzada por la Confederación de Trabajadores de Grecia (GSEE) y la Asociación de Empleados Públicos (ADEDY) contra la política económica del Gobierno, paralizó ayer a todo el país, al afectar a los transportes, a la banca, a los servicios públicos y a la enseñanza. La GSEE con 1,7 millones de afiliados y la ADEDY con 300.000 han llevado a cabo la primera gran prueba de fuerza entre el movimiento sindical griego y el Gobierno tras la victoria de los conservadores en las elecciones del 8 de abril pasado.El Gobierno levantó como medida excepcional la limitación a la circulación de automóviles en Atenas, donde se aplica un sistema de circulación alterna para limitar la contaminación.

La GSEE y ADEDY exigen al Gobierno que revoque medidas adoptadas recientemente por el Consejo de Ministros. Las medidas más repudiadas son la supresión de la subida automática de los salarios igual al coste de vida y los incrementos en las tarifas de los servicios públicos.

La huelga polaca de obreros ferroviarios del Báltico entró ayer en su tercer día consecutivo, paralizando un total de 174 trenes. Los ferroviarios del sindicato Solidaridad solicitaron a los huelguistas que suspendan sus medidas de fuerza.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 23 de mayo de 1990