Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hasa, tras su reajuste accionarial, reducirá este año un 10% su participación en Huarte

El grupo Hasa reducirá en un 10% su participación en Huarte, después de la reestructuación de capital llevada a cabo en la cabecera del holding. En la actualidad, Fiat-Impresit es el primer accionista de Hasa, escoltado por el grupo Aristos y por Cofisa, la empresa de la familia Caprile.

Hasa controlaba hace un par de años el 93% del capital de Huarte. En 1989 pasó a situarse en el 59,7% después de una emisión de obligaciones convertibles por importe de 5.000 millones de pesetas. En febrero, la constructora ha lanzado una segunda emisión por importe de 7.000 millones, cuya primera opción de conversión se inicia el próximo día 28 y de la que Hasa ha suscrito sólo 2.000 millones.De esta forma, y dependiendo del desarrollo de esta operación, Hasa prevé situar su participación futura en Huarte en torno a un 53% del capital. El objetivo de Hasa consiste en mantener a toda costa la mayoría de capital en su filial constructora. No en vano, Huarte es el buque insignia de Hasa, que también incluye a las filiales Promiber, Viales y Estacionamientos (Vyesa) y Estacionamientos Subterráneos (ESSA).

Huarte absorbió en 1989 un total de 75.000 millones de pesetas de los 85.000 millones que supuso el volumen de negocio de todo el holding. En 1990 Huarte ha presupuestado una facturación de 90.000 a 95.000 millones, con unos beneficios del orden de los 1.400 millones. La cartera de Huarte alcanza en la actualidad la cifra de 170.000 millones de pesetas.

Mayoría a tres bandas

La reducción del paquete de dominio en Huarte coincide por otra parte con la reestructuración del capital llevado a cabo en la propia matriz a raíz de la salida del grupo de José Ramón Herrero, titular de la sociedad El Viso Inversiones, que controlaba hasta hace unos meses el 11% del capital de Hasa. El Viso Inversiones vendió su paquete minoritario a la propia Hasa que, a su vez, traspaso la mitad, un 5,5%, a Impresit en tanto que la otra mitad ha sido amortizada.

En consecuencia, la nueva estructura accionarial del grupo se establece a partir de la filial de Fiat que pasa de un 26% a un 33,3% del capital. Paralelamente, y teniendo en cuenta la citada amortización del 5,5% procedente de El Viso Inversiones, Mario Caprile, a través de su empresa familiar Cofisa, se coloca en un 27,5% frente al 26% que ostentaba de forma tradicional. Al mismo tiempo, el grupo Aristos -entidad en la que figuran los principales directivos del holding- ha elevado también su participación desde el 24,5 al 26%. Por último, Aresbank, que ya tenía un 12,5% de Hasa, cuenta ahora con un 13,2%.

De esta forma, los grandes accionistas, como son Cofisa, Aristos e Impresit, han consolidado una mayoría estable a tres bandas de tal suerte que ninguno de ellos pueda prescindir de los otros dos a la hora de tomar decisiones transcendentales para el grupo.

En este esquema de actuación, el papel de Mario Caprile queda convenientemente reforzado dadas las relaciones que el presidente de Hasa mantiene con la multinacional italiana y con el propio grupo Aristos, encabezado por Joaquín Casasús, consejero delegado de Hasa. La mediación de Caprile fue hace unos meses el factor que impulsó este acuerdo de reparto patrimonial en un momento en que se especulaba con la posibilidad de que Impresit abandonase el grupo español. Los socios españoles renegociaron con la empresa italiana sus acuerdos fundacionales y el resultado ha permitido que Impresit sea ahora el primer accionista de Hasa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de mayo de 1990

Más información

  • Impresit, con el 33%, es ahora el primer socio del grupo que preside Caprile