Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La investigación del PP sobre el 'caso Naseiro' señala la existencia de un grupo de presión en el partido

Alberto Ruiz Gallardón, senador popular encargado por el presidente nacional del PP, José María Aznar, de investigar en el seno de este partido el alcance del caso Naseiro, ha constatado la existencia de un grupo de presión encabezado por el ex vicesecretario general Arturo, Moreno, fundador de la sociedad de inversiones en bolsa Futuro Financiero. El informe de Ruiz Gallardón, que será debatido hoy por la Junta directiva nacional, no incluye propuestas de expulsión ni destitución contra dirigente alguno de¡ PP por el caso Naseíro, según un portavoz del partido.

Ruiz Gallardón conversó ayer con Aznar sobre la investigación que ha llevado a cabo y cuyos resultados serán debatidos hoy por la Junta directiva nacional, máximo órgano del PP entre Congresos.El informe elaborado por Alberto Ruiz Gallardón se extiende en 75 folios que incluyen un análisis técnico, desde el punto de vista judicial -Ruiz Gallardón es fiscal en excedencia-, y un amplio comentario sobre la dimensión política del caso Naseiro. El portavoz popular en la Comunidad de Madrid sostiene que el ex tesorero Rosendo Naseiro no debió encargar la recaudación de fondos a personas que están fuera del organigrama del partido y reprocha a Ángel Sanchis haber realizado gestiones para captar fondos sin autorización expresa.

Frente a la versión difundida por algunos medios informativos, dirigentes del PP que ayer conversaron con Ruiz Gallardón aseguraron que éste no incluye entre sus propuestas la destitución del secretario de Estudios y Programas, Carlos Aragonés, amigo personal del ex vicesecretario general del partido, Arturo Moreno, ni del presidente del PP de Alicante, Eduardo Zaplana, amigo del concejal popular de Valencia Salvador Palop. Zaplana fue interlocutor de Palop en algunas de las comprometedoras conversaciones telefónicas grabadas por la Policía con autorizacíón del juez Luis Manglano.Ante la sospecha de que Ruiz Gallardón podría proponer a José María Aznar la expulsión del partido del ex tesorero y actual diputado por Madrid Ángel Sanchis, éste comunicó hace tres semanas a Ruiz Gallardón que se daba de baja voluntariamente. [Sanchis declaró ayer a Radio Nacional de España que el informe interno no contiene ninguna solicitud de expulsión y atribuyó a "filtraciones intersadas" las informaciones que se referían a su destitución. "A mi no me pueden expulsar de un partido al que no pertenezco", añadió].

Por su parte, Salvador Palop dirigió por las mismas fechas una carta al presidente del PP en la que ofreció su baja en el partido. Dicho ofrecimiento fue trasladado por la ejecutiva nacional a la organización del PP en Valencia sin que hasta el momento conste en la sede nacional del partido si Palop ha dejado ya de ser militante o no.

El informe de Ruiz Gallardón tampoco solicita sanciones contra el diputado por Valladolid Miguel Angel Cortés, fundador y accionista del Grupo Futuro Financiero, promovido por Arturo Moreno. Cortés es citado por Moreno en una de sus conversaciones con Palop como un miembro del "grupo" que el ex vicesecretario general del PP pretendía promocionar en el partido para controlar mayores parcelas de poder.

La existencia de este "grupo" de presión es considerada por Ruiz Gallardón en su informe como uno de los aspectos más preocupantes del caso Naseiro en lo que concierne a la vida interna del partido. Hace varios días reconoció en algunas conversaciones privadas que la trascripción de las conversaciones telefónicas de Ar turo Moreno y Salvador Palop no dejaban duda de la existencia de ese sector organizado y con intereses propios.

No obstante, Ruiz Gallardón parece haber coincidido con la actitud adoptada por Aznar de "cortar la sangría" y, por tanto, de frenar el proceso de dimisiones. "Yo soy cazador y sé cómo se realiza la caza del conejo: de uno en uno, uno tras otro. Pues no vamos permitir que alguien juegue a eso con nosotros", comentaba recientemente el secretario general del PP, Francisco Álvarez Cascos.

Por su parte, José María Aznar ha proclamado que él no concibe la política como un circo romano en el que hay que verter sangre para que se divierta el público.Por el contrario, el diputado por Valladolid Santiago López Valdivielso afirmó ayer en El Norte de Castilla que abandonará el partido si los culpables del caso Naseiro no son expulsados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 21 de mayo de 1990

Más información

  • El informe elaborado por Ruiz Gallardón no recomienda la aplicación de sanciones