Interior afirma tener identificados a policías que posaron como guardias civiles

Un portavoz de la dirección general de la Guardia Civil confirmó ayer que ya hay varios miembros del Cuerpo Nacional de Policía identificados como algunas de las personas que, encapuchados y vistiendo uniformes de la Guardia Civil, se prestaron a salir en una foto, haciéndose pasar por miembros del clandestino Sindicato Unificado de la Guardia Civil.El Sindicato Unificado de Policía, al que la Guardia Civil considera implicado en el apoyo al SUCG, ha desmentido que miembros suyos participaran en la citada foto, y han acusado a la dirección general de montar una campaña de intoxicación para desviar el verdadero problema de fondo, el derecho de sindicación en la Benemérita.

El portavoz de la dirección general añadió que el servicio de información de la Guardia Civil está tratando de identificar a todos los que figuraban en la foto, "de los que creemos que alguno puede pertenecer efectivamente al SUGC, pero que la mayoría eran policías nacionales". Una vez terminada la investigación, los servicios jurídicos trasladarán el caso a la autoridad judicial militar. Las acusaciones se refieren a la utilización indebida de uniforme y dar publicidad a un delito, como es el intento de sindicación en un cuerpo militar.

Querella del SUP

Juan García Gámez, secretario general del Sindicato Unificado de Policía, desmintió que ningún policía miembro del SUP figurara en la foto que se publicó la semana pasada, tras una asamblea de delegados de¡ SUCG.García Gámez salió en defensa del secretario provincial del SUP en Orense, Amador Figueral, a quien la Guardia Civil ha responsabilizado de tener abierta una cuenta corriente en la que se ingresaban las cuotas de los miembros del SUGC. "Figueiral tenía una cuenta corriente abierta, como cualquier otro ciudadano, y punto. La cuenta no tenía movimiento y, en todo caso, será la Guardia Civil quien tenga que demostrar que se utilizaba para ingresar cuotas". Los servicios jurídicos del SUP están estudiando las declaraciones de la dirección general referidas a Amador Figueiral para entablar la correspondiente querella.

García Gámez añadió que el SUP ha decidido abrir una cuenta corriente para recoger fondos destinados a ayudar económicamente a las familias de los guardias civiles actualmente recluídos en la prisión militar de Alcalá de Henares, "para que, por lo menos, puedan visitarlos". Ayer se presentó en un local de UGT de Vigo, la delegación en Pontevedra de la Asociación de Conyuges de la Guardia Civil.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS