El amo de la prisión

La situación de Amedo en la cárcel de Guadalajara parece ser excelente. Fuentes jurídicas han señalado que literalmente "es el amo" y que disfruta de todos los beneficios y comodidades posibles: absoluta libertad de movimientos, comunicaciones cara a cara cuando lo desea y hasta posibilidad de elección de sus compañeros.Recientemente, llegó a Guadalajara el comisario Francisco Javier Fernández Alvarez, condenado a penas que suman 29 años de cárcel por su implicación en la desaparición de Santiago Corella, El Nani, y en la denominada "mafia policial".

Pidió Guadalajara

Más información

Fernández Álvarez procedía de la prisión de Alcalá-Meco donde había pasado dos meses porque había tenido que comparecer como testigo en varios procesos que se siguen en Madrid.El comisario, que cumplía su condena en Logroño, tendría que haber vuelto a aquella cárcel, pero pidió quedarse en Guadalajara para estar más cerca de Madrid, petición que fue concedida.

El problema surgió cuando Amedo vio a su compañero en la prisión. Según las mismas fuentes, el subcomisario acusó a Fernández Álvarez de ser un indeseable y le advirtió que iba a mover a todos sus contactos hasta conseguir echarlo de su cárcel. Fernández Álvarez llegó un viernes y el lunes siguiente fue trasladado a Logroño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de mayo de 1990.

Lo más visto en...

Top 50