"Conmoción y sorpresa" de Ronald Biggs

Desde el año 1978, diez de los quince miembros de la banda que asaltó el tren de Glasgow están en libertad condicional. Tres nunca fueron atrapados, uno fue absuelto y el último, Ronald Biggs, está libre desde que en 1965 se fugó de la cárcel de Wandsworth. Desde 1970 vive en Brasil. Al saber la noticia de la muerte de Wilson, Biggs afirmó estar "conmocionado" por su asesinato, informa Efe. En unas declaraciones realizadas en su casa de Río de Janeiro (Brasil) Biggs dijo que Wilson era una persona siempre con ganas de juerga y un buen compañero.Se declaró "sorprendido" por el hecho de que alguien asesinara a Wi1son y agregó que no se imaginaba a su antiguo compañero envuelto en "algo tan fuerte' como el tráfico de drogas. Desmintió que Wi1son, bautizado por la prensa como "el hombre silencioso", fuera parco en palabras y señaló que si no habló durante el juicio fue por consejo de su abogado. Biggs afirmó que la última vez que vió a Wilson fue hace 25 años.Otro de los implicados en este caso, Gordon Goody vive en España desde 1979.

Otros miembros de la banda continuaron, con más o menos éxito, una trayectoria de robos y delitos relacionados con el mundo de la droga. Jarnes Hussey fue condenado el año pasado a siete años de prisión por tráfico de cocaína y Thomas Wisbey cumple sentencia de diez años por e mismo delito. Gordon Goody abrió en la Costa del Sol un bar en 1979 y ha sido acusado de tráfico de hachís.

Atracos y flores

Del resto, se desconoce su paradero. La última información que se tiene de Roger Cordrey es de 1971, cuando, tras cumplir su sentencia, fijó su residencia en e oeste de Inglaterra. El anticuario Bruce Reynolds fue visto por última vez hace nueve años, en un entierro. Robert Welch dirige ahora una empresa de compraventa de automóviles. El ex paracaidista James White lleva una existencia humilde como obrero de la construcción, mientras que el ex piloto de carreras Roy James se casó en 1984 con la hija de un banquero y fue declarado inocente ese mismo año de un su puesto delito de evasión de impuestos por un total de cuatro millones de dólares. Buster Ed wards, el más popular de la ban da, quedó en libertad en 1975 pero volvió pocos meses después a la cárcel, condenado por robaí en los almacenes Harrods.Tras cumplir esta condena, instaló en la estación londinense de Water loo un puesto de flores, al que acude todas las mañanas.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

La Costa del Sol es, desde hace años, el lugar escogido por muchos delincuentes británicos Gordon John Parry, presunto implicado en el robo de lingotes de oro a la empresa Brinkes ma en Heathrow, en noviembre de 1983, fue detenido en Fuengirola (Málaga) en abril del año pasado. Los presuntos asaltantes a los furgones blindados de la com pañía Security Express de Londres en 1983, Frederick Foreman, Michael Walte, Ronald Knights y Clifford Saxe, han vivi do también en la Costa del Sol.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS