Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ejecutiva andaluza prueba por unanimidad la propuesta

Manuel Chaves no asistirá el próximo jueves a la reunión del comité director del PSOE de Andalucía, el máximo órgano entre congresos, que lo nominara candidato a la presidencia de la Junta de Andalucía, según fuentes socialistas. Chaves evitará el contacto con los periodistas hasta después de que su nominación se haga oficial.La ejecutiva, regional socialista aprobó ayer por unanimidad proponer al comité director a Manuel Chaves como candidato. De los veinte miembros que integran el órgano de dirección del. PSOE sólo no acudieron dos: José Rodríguez de la Borbolla, que no es miembro electo, y Juan Ramón Troncoso, ex secretario regional de la UGT de Andalucía, diputado autonómico y uno de los fieles de Borbolla. Troncoso adujo un viaje a Navarra para justificar su ausencia. Gaspar Zarrías, consejero de la Presidencia en el Gobierno de Rodríguez de la Borbolla, votó a favor de la candidatura de Chaves.

Aunque en teoría es el comité director el que deberá aprobar con todas las de la ley la nominación del actual ministro de Trabajo, la propuesta de la ejecutiva no deja abierta ninguna. vía para que que se produzcan sorpresas de última hora. El encargado de teorizar sobre las bondades del cambio de candidato será el filósofo Ramón Vargas-Machuca, secretario provincial de los socialistas gaditanos, quien en declaraciones a este periódico afirmó que los cargos no son vitalicios y que lo único que tiene rasgo de continuidad en el partido socialista es la condición de dirigente, con independencia del cargo que se ocupe.

Candidato ideal

El secretario general del PSOE de Andalucía, Carlos Sanjuán, se negó ayer a realizar declaraciones a los medios de comunicación y fue la secretaria de Información y senadora, Amparo Rubiales, la encargada de comparecer ante los periodistas para comunicarles la decisión de la ejecutiva. Sanjuán dará una conferencia de prensa el próximo jueves.

Según fuentes de los dos sectores del socialismo andaluz, Manuel Chaves no era el candidato ideal de la ejecutiva regional que había apostado decididamente por apoyar al ex presidente de la Cruz Roja, Leocadio, Marín, como futuro presidente de la Junta de Andalucía. El escándalo provocado por la utilización de un despacho en la sede de la Delegación del Gobierno por parte de Juan Guerra cuando Marín era delegado dio al traste con las pretensiones del sector guerrista. Pese a ello, un sector del partido, encabezado por Ramón Vargas-Machuca, defendió recientemente en una reunión celebrada en Antequera (Málaga) que el PSOE debía mantener la candidatura de Marín.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de abril de 1990