Eslovenia celebra hoy con euforia las primeras elecciones libres de Yugoslavia

Eufóricos pero confundidos, los eslovenos acuden hoy a las urnas para elegir libremente, por primera vez en 45 años, a los diputados del Parlamento de esta república, al presidente y a los cuatro miembros de la presidencia. Ningún partido parece contar con la mayoría absoluta en las primeras elecciones multipartidistas en Yugoslavia.Trece partidos y tres formaciones con candidatos independientes compiten por los 240 escaños del Parlamento, compuesto por tres cámaras: la Cámara de las Organizaciones Políticas, la Cámara de los Municipios, y la de Representantes de Empresas, cuyos miembros serán designados el día 12. Si nadie consigue la mayoría en la primera vuelta, la segunda se celebrará el 22 de abril.

Los 13 partidos se dividen realmente en tres bloques: la Liga de los -Comunistas de Eslovenia, denominada el Partido de Reforma Democrática (PRD); la coalición electoral Demos, compuesta por siete partidos, y el Partido Liberal, creado desde la antigua organización de la juventud comunista.

La euforia electoral es total. Los eslovenos no esconden su orgullo al ser los primeros en Yugoslavia y los terceros en Europa oriental (después de la República Democrática Alemana y de Hungría) en celebrar comicios democráticos. Sin embargo, con la alegría va también la confusión. Pocos conocen bien los programas políticos, y una tercera parte de los electores admite que les confunde el sistema de votación. Las plataformas de los diferentes partidos son muy semejantes. Todos destacan las libertades políticas, la economía de mercado, el respeto a los derechos humanos y el acercamiento a los grupos de integración europea.

El futuro de Eslovenia

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

La verdadera elección de hoy es si Eslovenia construirá su futuro sola o con el resto de las étnica y políticamente conflictivas repúblicas yugoslavas. El PRD propone una confederación con otras repúblicas yugoslavas. El Demos, que conseguirá, según las encuestas, el 40% de los escaños en el Parlamento, aboga por la independización, con la declaración de independencia en la primera sesión parlamentaria o la redacción de una nueva Constitución que decida,sobre el tema. Los liberales apoyan un mercado común yugoslavo donde el Gobierno central tenga poderes muy restringidos.

Puesto que ningún partido, según los sondeos, cuenta con una victoria electoral absoluta, las coaliciones poselectorales serán necesarias.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS