El 'chinito' Fujimori pisa los talones a Vargas Llosa

, Casi 10 millones de peruanos están convocados hoy a las urnas para elegir presidente, senadores y diputados. El interés de la elección presidencial se centra en saber si el ingeniero de origen japonés Alberto Fujimori, de 52 años, cumple con los pronósticos de los últimos sondeos y consigue el segundo puesto, que le permitiría disputar la segunda vuelta con el escritor Mario Vargas Llosa, de 54 años. Apoyado por la coalición liberal y conservadora Frente Democrático (Fredemo), Vargas Llosa es el favorito y hoy será el candidato más votado, pero lejos de la mayoría absoluta, según las encuestas.

La ausencia de una mayoría absoluta obligará a decidir la presidencia en una segunda vuelta. Los analistas coinciden en señalar que, en una segunda vuelta, Fujimori sería favorito frente a Vargas Llosa. La ley prohíbe en Perú publicar resultados de sondeos los 15 días anteriores a la elección. En estas dos semanas los técnicos de las empresas de sondeos no daban crédito a los datos que escupían las computadoras. Un candidato, al que el pueblo llama El chinito o El japonesito, iniciaba una, aparentemente, irresistible ascensión. Fujimori se ha presentado con el simple eslogan "honradez, trabajo, tecnología". Al principio Fujimori figuraba en las encuestas bajo el epígrafe "otros candidatos", pero en el último mes ha empezado a trepar. Tres empresas de sondeos no vacilan en asegurar que hoy Fujimori quedará segundo, por encima del candidato del APRA, el economista Luis Alva Castro, de 48 años.En un primer momento se consideró a Fujimori como un invento del actual presidente peruano, Alan García. Según esta interpretación, al lanzar a Fujimori, García mataba dos pájaros de un tiro: restar votos a Vargas Llosa e impedirle ganar en primera vuelta y, al mismo tiempo, eliminar a su compañero aprista Alva Castro, con quien el actual presidente no mantiene buenas relaciones.

Hartos de promesas

Ana, una empleada de oficina residente en Ventanilla, un barrio de las afueras de Lima, comentaba ayer que en su vecindad todos votan por El chinito. "Tuvimos otros candidatos- antes, pero ahora vamos a votar por Fujimori, estamos hartos de políticos y promesas, que no nos dan más que una vida cada ve z peor. Tal vez Fujimori nos traiga algo diferente", dice.

La elección clave hoy será la decisión sobre el segundo en la presidencial. Tres portavoces de las empresas de encuestas coinciden en pronosticar que el segundo será Fujimori. Una cuarta empresa mantiene la incertidumbre entre Fujimori y el candidato aprista Alva Castro. Argumenta este cuarto encuestador que el fe?iómeno Fujimori es capitalino y todavía no se ha extendido entre el campesinado del interior de Perú.

Bajo cuerda circula también otroargumento a favor de Alva Castro. Fuffirnori tiene un aparato muy elemental y no está en condiciones de controlar la votación en las 52.000 mesas del país, con lo que el APRA puede asegurar, por las buenas o por las malas, que su candidato Alva Castro tenga los votos necesarios para quedar hoy segundo. Esto sería útil para el candidato aprista y también paraVargas Llosa. Alva Castro salvaría la cara y su futuro político, si puede competir en segunda vuelta sin quedar derrotado de forma vergonzosa por un oscuro personaje como Fujimori. Vargas Llosa tendría más posibilidades de derrotar en segunda vuelta al fracasado APRA, con su candidato Alva Castro, que a Fujirnori. El chinito parece. capaz de concentrar en su persona buena parte del voto de rechazo a la derecha.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

En una conferencia de Prensa con periodistas extranjeros, Fujimori fue capaz de hablar más de una hora sin decir absolutamente nada más que una colección de tópicos y generalidades. Sin embargo, con estas verdades del barquero, parece posible hoy día llegar hasta la presidencia de Perú. Esto da idea del grado de desencanto y desesperación de un electorado que parece encontrar.en Fujimor¡ una especie de mesías en Domingo de Ramos.

"Sintomático"

En entrevista con el enviado de este periódico, Vargas Llosa comentó sobre el fenómeno Fujimori que "es muy sintomática esa enorme necesidad de renovación de la clase política que siente el pueblo de Perú. No hay ninguna duda". Añadió Vargas Llosa que, si se cumple la previsión de una segunda vuelta entre él y Fujimori, "quedan desplazadas las fuerzas apristas y fuerzas socialistas y comunistas que representaban un 70% hace apenas tres años. Eso significa que hay una profunda necesidad en la sociedad peruana de renovación radical de la clase política. Sería, de todas maneras, muy interesante, porque dentro de lo que es la propuesta de Ftijimori, que es muy vaga, muy general, en términos absolutamente superficiales, parece coincidir cien por cien con lo que es la propuesta nuestra. No sé cuáles son los matices que vamos a tener que dilucidar en la campaña electoral de la segunda vuelta, si ese es el caso".

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción