Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Protesta general en las prisiones tras el asesinato de un funcionario por ETA

El funcionario de la prisión de Martutene Ángel Mota Iglesias falleció ayer en el hospital de la Cruz Roja, en San Sebastián, donde fue ingresado tras ser alcanzado por un disparo en la cabeza efectuado a corta distancia cuando se encontraba con su hijo de seis meses en la calle de Matía de esa ciudad. La policía considera a ETA autora del asesinato. Los sindicatos de prisiones, en protesta por el atentado, realizaron ayer encierros y paros, y para hoy ha sido convocada una huelga de 24 horas en todos los centros penitenciarios.

Los funerales se celebrarán hoy en San Sebastián en la intimidad, ya que la esposa del fallecido se negó a que se instalase la capilla ardiente en el Gobierno Civil y a que asistiesen autoridades a la ceremonia.Los autores del atentado terrorista huyeron del lugar de los hechos a pie y a gran velocidad, metiéndose por un callejón. Testigos presenciales aseguran que poco después de que sucediesen los hechos los jóvenes se subieron en una moto, extremo éste que no ha podido ser confirmado policialmente al existir contradicciones entre los testigos a la hora de describir a los terroristas. La calle en la que tuvo lugar el atentado es la principal del barrio del Antiguo, y en la misma la familia de su esposa posee una comercio de fotografía. Los familiares de la víctima, tras conocer el primer parte médico en la mañana de ayer, en el que se les comunicó la muerte cerebral del paciente, donaron los órganos de Ángel Mota.

El funcionario fallecido era natural de Zamora, tenía 31 años y residía desde niño en San Sebastián. Estaba casado y era padre de dos hijos. Ángel Mota trabajaba desde hace 11 años en la prisión de Martutene como contable y era la persona encargada de pagar a los internos mensualmente.

Los funcionarios de la prisión de Zamora decidieron iniciar un paro indefinido desde la mañana de ayer como respuesta al atentado y anunciaron que sólo reanudarán el servicio cuando se haya llegado a un acuerdo sobre varias reivindicaciones sobre la seguridad personal dse los trabajadores, informa José Ura. En la prisión de Zamora se encuentran 10 reclusos de ETA, dos de ellos mujeres.

Asamblea

En los tres centros penitenciarios de la comunidad autónoma vasca, Martutene, Basauri y Nanclares, los funcionarios de prisiones estuvieron reunidos en asamblea permanente durante toda la Jornada de ayer como medida de protesta por el asesinato de su companero.

En Martutene, los compañeros del fallecido no ocultaban su impotencia ante este tipo de actos e indicaban que habían solicitado a la dirección de Prisiones horarios especiales y mayores medidas de seguridad. En relación con esta petición, el director general de Instituciones Penitenciarias, Antoni Asunción, se preguntaba sobre las medidas que se pueden adoptar ante un "atentado cobarde como el del tiro en la nuca".

Asunción, tras visitar a la víctima del atentado y a sus familiares, se entrevistó en Martutene con el director de la prisión, Juan Fernando Rodríguez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 15 de marzo de 1990

Más información

  • Rechazada la presencia de autoridades en el funeral