13 años de prisión para un voluntario de Cruz Roja que mató a un perturbado

La Audiencia de Barcelona ha condenado a Manuel Conde Jiménez, voluntario de Cruz Roja, a 13 años de prisión por un delito de homicidio. Según el tribunal, el condenado mató, el 30 de noviembre de 1985, a José Estévez Soldado, perturbado mental a quien trasladó en ambulancia, hasta un vertedero tras asegurar a los padres que lo internaría. Conde Jiménez golpeó a la víctima con una piedra en la cabeza, le disparó tres tiros mortales, le roció con gasolina y le prendió fuego.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción