Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UGT e Izquierda Unida intercambian opiniones ante la nueva fase de la concertación

El secretario general de UGT, Nicolás Redondo, se reunió ayer con el presidente de Izquierda Unida, Julio Anguita, para "intercambiar opiniones" sobre temas relacionados con la concertación que también están reflejados en el programa económico de IU. La entrevista se realizó a instancia del líder de IU y obedece a la voluntad que han expresado ambas partes de contactar con las diferentes organizaciones políticas y sindicales a fin de avanzar en el llamado giro social.

El encuentro entre ambos líderes se ha desarrollado días antes de que comience la segunda fase de la concertación, para la que todavía no se ha establecido un calendario ni el temario exácto que se va a negociar. El secretario general de UGT, Nicolás Redondo, ha declarado estar a la espera de que Felipe González cumpla con el "acuerdo tácito" al que llegó el pasado diciembre en la Moncloa, para valorar los acuerdos que se han cerrado en la primera fase de la concertación y la planificación de las próximas reuniones.Mientras tanto, Nicolás Redondo ha aceptado atender la solicitud de Julio Anguita, presidente de Izquierda Unida, y le ha dado a conocer el estado actual de las negociaciones y el camino por el que pueden discurrir. El interés de IU, según Anguita, es "buscar espacios de fluidez entre ambas organizaciones", teniendo en cuenta que su programa económico refleja gran parte de los puntos de la Plataforma sindical prioritaria (PSP) en la que está basada la concertación.

Aunque uno y otro inciden en que el encuentro no perseguía ningún acuerdo y en la independencia de actuación de las organizaciones que representan, entienden que sus estrategias van a coincidir tanto en el tiempo como en las posiciones.

Concretamente, Anguita declaró que "Izquierda Unida no es el brazo político de los sindicatos", mientras que Redondo expresó que "la consolidación de la unidad de acción va a depender de la autonomía sindical" mientras que admiró la "versatilidad de la política" que convierte a los "adversarios de ayer en los aliados del presente.

Puntos en común

Aspectos como la reforma fiscal, la vivienda social, los retos económicos y sociales ante el libre mercado en 1993... fueron analizados a lo largo de dos horas por las delegaciones que encabezaban ambos líderes. De este modo, se han establecido unos lazos que Anguila valoró como "relación fluida no institucionalizada" que tiene los ojos puestos en el futuro y que entiende que aún no se ha producido el verdadero "giro social".

Nicolás Sartorius, portavoz de esta coalición en el Congreso, también presente en el encuentro, expresó el apoyo del partido al mecanismo negociador mantenido por las centrales hasta el momento, que persigue llegar a acuerdos parciales y abandona las "estrategias del pasado" de pactos globales y tripartitos.

Redondo, por su parte, agradecló a la coalición su apoyo a la huelga del 14 de diciembre, al giro social y a la PSP".

Izquierda Unida ya había mantenido un encuentro con Comisiones Obreras sobre los mismos temas. La última (y única) vez que los sindicatos se entrevistaron oficialmente con los representantes de un partido político fue el pasado 12 de diciembre, con José María Aznar, presidente del Partido Popular, días antes de que se iniciara el proceso de concertación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 6 de marzo de 1990