Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Edad a la intemperie y reforma educativa

Es inconcebible observar cómo en la reforma de un sistema educativo que se denomine así se permita el vacío de una formación ética en unos adolescentes camino de su juventud, en una edad a la intemperie, entre todo tipo de riesgos que amenazan su libertad, su libre configuración moral, sin sentido crítico, sin una propia y progresiva maduración ética, sin una autoelaboración crítica de valores que le sirvan de mapa de referencias en una sociedad en la que se debe cultivarPasa a la página siguiente Viene de la página anterior

y respetar la pluralidad ideológica, política, los derechos humanos, la libertad religiosa, la ética pro fesional, la ética ciudadana, la convivencia, la ética ecológica, la ética del trabajo, la toma de pos turas y actitudes de participación crítica contra todas las formas de manipulaciones humanas dentro de una sociedad democrática, en la que los riesgos de la libertad y del apasionante camino y tarea de ser persona se hace cada día, paradójicamente, más difícil.

Es evidente el iriesgo de ado lescentes, jóvenes despistados, manipulados, con degradación moral, drogas de muy diverso tipo y signo, seudorreligiones: sa tanismos, sectas, videntes, espiritismos, supersticiones, etcétera, que tratarán de llenar el vacío ético de nuestros adolescentes y jóvenes.

La asignatura de ética no pue de estar ausente del diseño curricular base en la próxima enseñanza secundaria obligatoria. Sería una deformación aberrante por ausencia del propio sistema educativo español, así como de la formación humana integral del alumnado, de este país.

Por otra parte, parece sorprendente que ante la presencia de la opción religiosa (legítima y necesaria) se ofrezca como alternativa la nada, el vacío. - . Catedrático y director de instituto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de marzo de 1990