Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los vientos de reconciliación llevan a Daniel Ortega a misa

Una foto del presidente nicaragüense, Daniel Ortega, ocupó ayer la primera página del diario La Prensa. Y no para ridiculizar o insultar al líder sandinista. Al contrario era una foto respetuosa en la que aparecía junto a su madre, su mujer y uno de sus hijos en una misa, oficiada por el cardenal Miguel Oblando y Bravo. Todo un síntoma de los nuevos tiempos de entendimiento y reconciliación. Ayer, por otra parte, fueron difundidos los resultados definitivos de las elecciones del 25 de febrero. La UNO obtuvo el 54,7% de los votos, frente 40,8% de los sandinistas.

La misa, celebrada el sábado en la Iglesia de Las Sierritas, había sido solicitada por el propio Daniel Ortega con el fin de tener una oportunidad de orar por la paz. Ortega estuvo concentrado en el acto religioso y no aprovechó la oportunidad para hacer declaraciones a la Prensa. El ministro de Información, Manuel Espinoza, impartió instrucciones a los seguidores sandinistas para que no agitaran sus banderas dentro del templo.El mensaje del cardenal Obando fue el siguiente: "Debemos construir una paz apoyada en aquellos pilares que todos conocemos, como son la verdad, el amor, la justicia y la libertad". "Yo creo que puede haber un sano pluralismo", añadió el hombre más escuchado de Nicaragua, "pero ese sano pluralismo exige que nos respetemos, que nos amemos, porque somos hijos de un mismo Dios y hemos sido revividos por su sangre".

Por primera vez en muchos años estas palabras empiezan a tener sentido en Nicaragua. Tanto el Frente Sandinista como la Unión Nacional Opositora (UNO) han efectuado esfuerzos y concesiones para hacerlo posible. El FSLN, al aceptar la entrega del poder. La UNO, tomando decisiones hasta hace poco impensables.

Programa de transición

El programa de la transición democrática, publicado ayer íntegro en el diario La Prensa, acepta, por ejemplo, la denominación sandinista del Ejército de Nicaragua y en una ocasión, cuando habla de la contra, se refiere a los contrarrevolucion arios, como siempre se les ha denominado en el lenguaje oficial sandinista, y no Resistencia Nicaragüense. También afirma que los contra no tendrán funciones militares.

"Las fuerzas de la contra deben ser totalmente desmovilizadas y desarmadas, pues el único ejército legal del país seguirá siendo el Ejército Popular Sandinista, aun reducido y reorganizado", dice el texto denominado Problemas concretos de la transición democrática. "La UNO debe reconocer que el Ejército Popular Sandinista seguirá llamándose así por mandato de la Constitución y que su reducción y reorganización no deben significar su desmantelamiento".

[La UNO obtuvo el 54,7% de los votos en las elecciones del 25 de febrero y el Frente Sandinista el 40,8%, según el informe final del Consejo Supremo Electoral, difundido ayer, informa Efe. Con estos resultados, la UNO dispondrá de 51 diputados en la Asamblea Nacional, frente a los 39 escaños sandinistas. La coalición encabezada por Violeta Chamorro anunció la impugnación de los resultados, por considerar que se han anulado injustificad mente algunos votos, según France Presse. La UNO esperaba obtener un escaño más.]

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 5 de marzo de 1990

Más información

  • La UNO impugnará los resultados de las elecciones