Un 'etarra' intenta cortarse las venas en el penal de Ibiza

Leoncio Calvo Márquez, uno de los dos miembros de la organización ETA recluidos en la prisión de Ibiza, intentó cortarse las venas el pasado sábado, lo que provocó su traslado inmediato al hospital de Can Misses, donde suturaron la herida y le dieron de alta media hora más tarde, confirmaron ayer fuentes policiales.Los hechos ocurrieron sobre las siete de la tarde del pasado sábado, tras el primer encuentro cara a cara de Leoncio Calvo Márquez con sus familiares desde su traslado al penal de Ibiza.

Calvo Márquez, que fue dado de alta media hora después de su ingreso en el servicio de urgencias del hospital Can Misses, se encuentra de nuevo en su celda. Fuentes de la cárcel de Ibiza señalaron ayer a Efe que en la prisión se realizan controles rigurosos para impedir que los reclusos tengan en su poder armas blancas o cuchillas.

Las mismas fuentes puntualizaron: "Es fácil, sin embargo, cortarse las venas con cualquier utensilio, incluso con una cuchara o el filtro duro de un cigarrillo".

Según publicó ayer Diario de Ibiza, Leoncio Calvo Márquez, de 31 años, natural de Pamplona, pertenecía al comando Mendaur de ETA y fue detenido en noviembre de 1984 y condenado a 18 años de prisión por su participación en un tiroteo en la Venta Andrés, localidad próxima a la capital navarra.

Antes de ser trasladado al penal de Ibiza, Leoncio Calvo Márquez estuvo recluido en las cárceles de Carabanchel, Alcalá-Meco, Herrera de la Mancha y Valencia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 18 de febrero de 1990.

Lo más visto en...

Top 50